Dr. Blaylock: Peligros de la vacuna para mujeres embarazadas y niños pequeños


Dr. Blaylock: Peligros de la vacuna para mujeres embarazadas y niños pequeños

Escrito por Dr. Russell Blaylock

Al entrar en la estación invernal, la atención del país se fija en la primera pandemia de este siglo causada por el virus de la gripe porcina H1N1. Todas las autoridades coinciden en que esta es una de las temporadas más suave de virus de la gripe en la historia, con menos muertes y menos hospitalizaciones que en los últimos dos temporadas de gripe. Los medios de comunicación han inundado al público con historias de niños que mueren y que son hospitalizados, sin embargo, el CDC señala que menos niños han muerto este año que durante los últimos dos temporadas de gripe.

A pesar de este informe favorable, funcionarios de salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han determinado a las siguientes personas como grupos objetivo para la primera ronda de la vacuna contra la gripe porcina:

– Mujeres Embarazadas
– Niños de 6 meses a 18 años de edad (en EEUU)

Durante los últimos diez años he estado estudiando los efectos de la estimulación inmune en el cerebro del niño en desarrollo y he escrito y he publicado ocho artículos para revistas especializadas sobre este tema. También he dado conferencias sobre mis hallazgos ante un número de grupos médicos. En base a estos estudios, tengo mis importantes reservas en relación con la propuesta de vacunar a mujeres embarazadas y niños pequeños con esta vacuna, así como también con vacunas contra la influenza estacional.

Sobre la base de recomendaciones del CDC. Los niños menores de diez años, están a punto de obtener dos vacunas contra la gripe estacional y dos vacunas para la influenza porcina. También recomiendan que los niños menores de cinco años reciban la vacuna neumocócica también.

Se nos dice por los medios de comunicación que mujeres embarazadas han muerto por esta gripe, que es una terrible tragedia en sí misma, pero no debe ser la base de un programa de vacunación draconiana que puedan poner más en peligro a las mujeres embarazadas y sus bebés que el virus mismo H1N1. Es irónico que cuando se les preguntó cuántas mujeres embarazadas murieron en temporadas de gripe anteriores, los funcionarios de los CDC se rascaban la cabeza y declararon que no habían sido mantenidas en registros.

Para poner el riesgo de una mujer embarazada en perspectiva, de acuerdo a las estadísticas de salud, sólo 1 de cada 300.000 mujeres embarazadas están en riesgo de ponerse tan enferma que necesitaría hospitalización, incluso para hidratación. Lo que esto significa para las mujeres embarazadas, es que su riesgo de enfermarse gravemente es una fracción muy pequeña del 1%. Dicho de otra forma,

existe la posibilidad de un 99,99 % de que ella pase bien través de la temporada de gripe.

Así que, ¿cuáles son los riesgos asociados a esta vacuna? Hay investigaciones convincentes que muestran que la estimulación de un animal preñado durante mediados del embarazo aumenta dramáticamente el riesgo del recién nacido con un comportamiento autista o esquizofrénico, a medida que envejece o alcanza la edad adulta. El riesgo aumenta en el orden de 14 veces, lo que es tremendo.

Sabemos que las mujeres que contraen la gripe durante el embarazo tienen un aumento similar del riesgo de su hijo para el autismo o la esquizofrenia. Al principio, es posible suponer que el virus de la gripe que entra en el cerebro del bebé podría causar el efecto, pero una cuidadosa investigación encontró que el virus no entra en el cerebro del bebé. Más bien, las citocinas a partir de la reacción inmune de la madre para el virus son las que causan el problema. A diferencia de los virus de la gripe, la citocina infractora pasa a través de la placenta y daña el cerebro en desarrollo del bebé. En esencia, se encontraron con que todo lo que estimula el sistema inmunológico de la madre podría aumentar el riesgo de autismo y la esquizofrenia en el bebé. Para mostrar que no es el virus, ellos han estimulado el sistema inmunológico del animal preñado con productos químicos especiales por sí solos y se consiguió el mismo efecto.

Otra serie de estudios revelaron que estimular el sistema inmunitario de la madre durante el embarazo, no sólo aumentó el riesgo del bebé de tener una convulsión, sino que aumentó el riesgo de sufrir convulsiones incluso cuando el niño se convirtiera en un adulto. Así vemos que la activación de la inmunidad, como ocurre con la vacunación, puede aumentar significativamente el riesgo de que su hijo tenga un ataque, incluso extendiéndose hasta la edad adulta.

También se sabe que estimular el sistema inmunológico de la madre durante el embarazo puede provocar preclampsia en la madre e hipertensión en el bebé, cuando el bebé se convierte en un adulto. La conclusión es que vacunar a una mujer embarazada es muy peligroso para la salud de la madre, así como también para el bebé.

En este punto usted puede preguntarse: pero si una infección natural de gripe puede causar esto así como la vacunación, ¿no hemos de proteger a las mujeres embarazadas mediante la vacunación? Si la vacuna fue eficaz usted podría llegar a esta conclusión, pero no hay pruebas de que la vacuna tiene alguna eficacia. Las mujeres embarazadas tienen un estado de inmunosupresión y las vacunas tienen la mala fama de no funcionar en las personas inmuno suprimidas.

Es incluso más importante aún el hecho de que el riesgo de una mujer de contraer la gripe y que tenga los factores de riesgo genético para el autismo o la esquizofrenia es modesto, pero si usted vacuna a todas las mujeres embarazadas, como el CDC está pidiendo, tendrá un gran número de bebés afectados por autismo, esquizofrenia o convulsiones, ya que todos ellos habrán tenido una intensa estimulación inmunológica por medio de la vacuna.

Los seres humanos tienen un largo período de intenso desarrollo del cerebro que se produce después del nacimiento. El período más intenso del desarrollo del cerebro es durante los dos primeros años de vida, pero para las áreas críticas del cerebro, utilizadas para las funciones cerebrales superiores, esta se puede extender hasta los 27 años de edad. La estimulación repetitiva del cerebro mediante la aplicación de una serie de vacunas, ha demostrado que perturba significativamente el desarrollo del cerebro, dando lugar a dificultades de aprendizaje, problemas de comportamiento y problemas del lenguaje. De hecho, estudios han mostrado que la estimulación inmune en niños pequeños también pueden dar lugar a la esquizofrenia en una proporción significativa.

El CDC ahora recomienda dos vacunas contra la gripe estacional (que contienen mercurio) y dos vacunas contra la gripe porcina y para los niños menores de cinco años, una vacuna contra el neumococo, todo dentro de un mes. Recuerde, estos niños también conseguirán una serie de 36 vacunas de la infancia antes de comenzar la escuela. La mayoría de estas vacunas contienen poderosos estimuladores inmunológicos llamados adyuvantes, así como también tóxicos para el cerebro como aluminio y mercurio.

Los pediatras suelen dar de 5 a 7 vacunas durante una sola visita al consultorio, que es una tremenda dosis de adyuvantes inmunológicos, suficientes como para hacer que el cerebro se inflame de manera crónica por un proceso llamado immunoexcitotoxicidad. Es este proceso, a partir de mis estudios, eso es lo que está causando autismo y esquizofrenia.

Ahora, veamos qué tan efectivas son estas vacunas. De acuerdo con los resultados de la seguridad y eficacia de un estudio publicado en el “New England Journal of Medicine” (Revista Médica de Nueva Inglaterra), a la edad de 6 meses a 35 meses (tres años de edad), no existe protección en el 75 por ciento de los niños. Uno de los mayores estudios realizados sobre la eficacia de la vacuna contra la gripe estacional en niños de dos años y menores, encontró que le dio ningún tipo de protección y que no fue mejor que un placebo.

Esto significa para los niños designados como grupo objetivo de 6 meses a tres años de edad, no vemos la protección de la vacuna contra la gripe estacional y sólo un 25 por ciento de la vacuna contra la gripe porcina. Para los niños de 3 a 9 años, el 64 por ciento no tuvo protección a partir de la vacuna contra la gripe porcina. En esencia, estos niños están recibiendo muy poca protección de las vacunas, pero se enfrentan a enfermedades crónicas que pueden arruinar sus vidas para siempre.

WebMD ha publicado un extenso artículo de el Dr. Michael Bronze, profesor del Centro de Ciencias Médicas de Medicina Interna en la Universidad de Okalahoma, en el que señala que hay estudios en animales muestran que la vacunación durante el embarazo puede dañar el feto, pero que no se han hecho estudios sobre los seres humanos para establecer la seguridad para las mujeres embarazadas.

De hecho, la compañía farmacéutica Merck, en colaboración con el CDC, realizaron tal prueba en humanos, en mujeres embarazadas, con la vacuna Gardasil. El resultado fue un aumento significativo de abortos involuntarios y bebés nacidos con malformaciones. Así que -aquí vamos de nuevo-, esta vez decenas de miles de mujeres embarazadas y sus bebés se pondrán en peligro. Pero las empresas farmacéuticas y sus amigos en el gobierno se arreglarán de manera que no se les pueda demandar cuando el desastre ocurra.

Las mujeres embarazadas deben tener cuidado, al igual que las madres con niños pequeños. Una buena nutrición y vitamina D3, le proporcionará toda la protección que usted necesita.

© 2009 Newsmax. Todos los derechos reservados.

Fuente: http://www.newsmaxhealth.com/headline_health/vaccine_dangers/2009/10/12/271191.html

Le recomendamos ver nuestro especial VACUNA AH1N1 y EMBARAZO:

https://detenganlavacuna.wordpress.com/h1n1-y-embarazo/


Hágale el quite a la vacuna AH1N1 porque

¡¡ NO ES SEGURA !!

  1. 5 marzo 2012 a las 11:43 am

    :/

  2. K__SS
    8 febrero 2016 a las 1:28 pm

    Mi hermana de 19 años se vacunó contra la gripe estacional, 3 días después esta en el hospital. Ha sufrido convulsiones y fiebre muy alta. La doctora ha dicho que es por la vacuna. Esto pasa en Peru- Lima distrito de Comas… Cuando me vacuna en mi embarazo contra la gripe estacional también me enfermé a los dias pero no fue grave y espero que no afecte a mi bebe a futuro

  1. 9 mayo 2010 a las 12:45 pm
  2. 10 mayo 2010 a las 11:40 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: