Archivo

Posts Tagged ‘Daño hepático’

FDA limita cantidad máxima de Acetaminofeno (Paracetamol) por causar daño hepático grave


FDA limita cantidad máxima de Acetaminofeno (Paracetamol) por causar daño hepático grave


Por Andrea Santander

El 13 de enero de 2011, la FDA anunció que exige a los fabricantes de productos en combinación con acetaminofeno, limitar la cantidad máxima de acetaminofeno en sus productos a no más de 325 mg por tableta, cápsula u otra unidad de dosis. La FDA cree que al limitar la cantidad de acetaminofeno por tableta, cápsula o gotas, se reduce el riesgo de daño grave al hígado por sobredosis de acetaminofeno, un efecto “adverso” que puede llevar a falla hepática, transplante de hígado y muerte.

Como medida adicional, la FDA exige agregar una advertencia en un recuadro en todos los productos con acetaminofeno, destacando el riesgo potencial de daño grave al hígado. Cabe mencionar que las advertencias en recuadro son las más fuertes advertencias de la FDA para medicamentos, y son usados para llamar la atención de serios riesgos que amenazan la vida.

Por otra parte, la FDA exige una advertencia adicional en etiquetas de productos con acetaminofeno para que resalten el potencial riesgo a reacciones alérgicas, incluyendo: hinchazón en la cara, boca y garganta; dificultad para respirar; picazón y sarpullido.

Llama la atención que recién se haga pública la advertencia de daño hepático y se tomen “medidas” de reducción de la cantidad máxima permitida, pues  el 29 y 30 de junio de 2009 la FDA sostuvo una reunión de su comité asesor sobre cómo manejar el problema del daño hepático relacionado al uso de acetaminofeno, en productos vendidos con receta y sobre el mostrador. Entonces se recomendó acentuar las advertencias sobre daño hepático grave en las etiquetas de estos productos.  ¿Por qué tuvieron que pasar más de 9 meses antes de “parir” esta resolución?

Productos con Acetaminofeno


El acetaminofeno es un ingrediente activo que se encuentra en muchos medicamentos de venta con y sin receta médica para aliviar el dolor y reducir la fiebre.

También se encuentra en combinación con otros ingredientes activos, lo que se denomina medicamentos combinados y sirven para tratar afecciones como: síntomas de resfríos y gripe, alergias e insomnio. Los medicamentos que contienen acetaminofeno se encuentran disponibles en muchas formas, tales como gotas, jarabes, cápsulas, píldoras, supositorios, etc.

Y como si eso fuera poco, algunos productos con acetaminofeno contienen aspartamo, un edulcorante artificial (Nutrasweet), un químico tóxico que puede causar ansiedad, depresión, confusión, vértigo, temblores, sueño alterado, fatiga crónica, sequedad y dolor de ojos, problemas a la vista, hipertensión, aumento de peso, comezón, náuseas, amnesia, convulsiones, tumores cerebrales, epilepsia, Parkinson, Alzheimer, etc.

Productos que contienen Acetaminofeno, comercializados en chile con autorización del ISP, según su registro en base de datos Gicona:

Ibukitadol Suspensión Oral (Reg. F-17310/08)

Paracetamol Comprimidos 500 MG (Reg. F-18429/10)

Kitadol Pediátrico comprimidos masticables 80 mg (F-498/08)

Predual comprimidos (Reg. F-5823/10)

El paracetamol -según el ISP- en adultos y adolescentes se puede ingerir en cantidad de 325 a 650 mg, 3 a 5 veces al día, hasta un máximo de 6 veces. Y en niños, desde 2 a 12 años, las dosis máximas diarias, respectivamente, van ¡desde 750 a 2500 mg!

El paracetamol fue introducido hace medio siglo, considerándose un analgésico eficaz y seguro. Sin embargo, desde la primera descripción de toxicidad hepática en 1966 se ha acumulado un conocimiento considerable acerca de su patogenia. En la actualidad la toxicidad es una  causa considerable de mortalidad por intoxicación en muchos países.

¿Conocía usted estas advertencias sobre el uso del paracetamol?

“El uso prolongado y la administración de altas dosis de paracetamol pueden provocar daño hepático severo”

“Usted NO debe tomar este medicamento: Si ha ingerido alcohol, si tiene algún tipo de daño hepático o si usted ha presentado síntomas de alergia al acetaminofeno o a alguno de los excipientes del producto”

“Usted deberá suspender el medicamento y consultar al médico: si los síntomas no mejoran; si aparecen otros síntomas; si el dolor o la fiebre no mejoran o empeoran; si junto con el dolor de garganta presenta dolor de cabeza, manchas en la piel, náuseas o vómitos”

Efectos adversos del paracetamol


Sarpullido; picazón; hinchazón; dificultad para respirar; piel y ojos amarillos (indican daño hepático); dolor de garganta y fiebre; hemorragias; moretones sin razón aparente; sangre en orina; dolor; menor o mayor frecuencia al orinar; diarrea; pérdida del apetito; calambres; dolor estomacal; desmayos.

Según el registro GICONA del ISP, existen 116 productos diferentes conteniendo paracetamol.

http://200.68.11.21/RegistrosISP/fiMenu.asp

Protección a las ventas


La FDA -como siempre- termina bajándole el perfil a la gravedad del asunto con un párrafo que se encuentra en todos los folletos informativos de productos farmacéuticos que han sido etiquetados como “peligrosos” o “con riesgos de daño”, y que es de uso estándar: “No existe peligro inmediato para pacientes que toman esta combinación de medicamentos para el dolor y deberían continuar tomándolos según le haya sido indicado por el profesional de la salud.”

Hasta esta fecha, abril del 2011, el ISP no ha dado indicios de advertencia pública a los chilenos sobre la resolución de la FDA.


Las vacunas son peligrosas y nunca deberían ser inyectadas en nadie por ninguna razón


Las vacunas son peligrosas y nunca deberían ser inyectadas en nadie por ninguna razón

 

Declaración de Dra. Suzanne Humphries, traducido por A. S.

 

Conocimientos

Soy médico con acreditaciones en medicina interna y nefrología (riñones). Recibí mi grado en Física Teórica en 1.987 en la universidad Rutgers. Menciono el grado en caso que algún lector cuestione mis proezas mentales, pero sé cómo resolver cosas difíciles. Sé cómo mirar algo a cierta profundidad por varias horas o días hasta que comprendo el funcionamiento interno de ellas. Eso es lo que aprendí en la universidad. De hecho, el extenuante ejercicio de flexibilizar la mente que era parte del currículo de Física hizo que la escuela de medicina me resultara fácil. Encontré que el estudio del cuerpo humano, química y biología, eran una comparación bastante superficial, simple y fácil de comprender.

 

También pasé 2 años trabajando en un laboratorio de bioquímica como jefe técnica. Ahí aprendí muchas cosas que para entonces no creí me podrían servir para mi vida y mi experiencia en laboratorio ciertamente me sirvió. Encuentro que el conocimiento de los aspectos técnicos de estudios animales y en cultivos de células son muy buenas cosas que comprender, en estos días de debates de vacunas,  donde es necesaria la prueba científica y la evidencia de daño.

Pasé 4 años enseñando medicina interna y nefrología a estudiantes médicos, residentes y compañeros avanzados en entrenamiento en el Hospital de la Universidad como asistente de Profesor. Durante ese tiempo, leer y criticar docenas de artículos de revistas era parte de mi vida diaria. Basta decir que mis experiencias pasadas me capacitaron para revisar el problema de las vacunas y para hacer ciertas determinaciones. Como la mayoría de los médicos, llevé a cuestas una creencia ciega por muchos años con respecto a que las vacunas eran necesarias, seguras y efectivas. Como la mayoría de los médicos nunca levanté una página para buscar alguna otra verdad por mí misma. Pero a diferencia de la mayoría de los médicos, no tenía interés en mantener falsos paradigmas y ya no estoy más en deuda con el gobiernos por cientos de miles de dólares. A diferencia de la mayoría de los médicos, tengo los medios para sobrevivir con o sin mi licencia médica porque tengo otra carrera que me sustente en caso de un mal escenario. No tengo miedo de hablar la verdad completa mientras se sienta en páginas frente a mí. Miles de páginas de cientos de horas me han llevado a ver la horrorosa verdad de lo que está siendo hecho a personas y animales en todo el mundo bajo la falsa simulación de “salud”.

 

La Cruda verdad

Tengo una mente sana, sin drogas farmacéuticas, no llevo diagnósticos médicos y estoy inusualmente en forma para mis 47 años. Soy felíz y no tengo rencor contra nadie en particular. Hasta hace 2 años atrás estaba contenta al trabajar como doctora cuidando a la gente enferma con fallas a los riñones. Hace 2 años atrás, todo cambió. Con varios casos innegables de daños a riñones asociados a vacunas en gente sana, empecé a buscar más profundamente en la información que había mantenido anteriormente como hechos y no merecedora de debate. Comencé a estudiar las vacunas, sus componentes y la ciencia detrás de las afirmaciones de seguridad y efectividad. A partir de ahí, una avalancha de verdad me colapsó y ya no volveré a ser la misma. Nada volverá a ser lo mismo. Enfermedades crónicas degenerativas, fallas de riñones, enfermedades autoinmunes y autoridades con poder nunca se verán igual para mí de nuevo. Existen ciertas cosas que ahora puedo decir con total certeza:

 

  • Las vacunas no salvaron a la humanidad y nunca lo harán.

 

  • Nunca ha sido probada la seguridad de las vacunas excepto quizás por parámetros de muerte inmediata o algunos efectos adversos específicos dentro de hasta 4 semanas.

 

  • La viruela no fue erradicada por las vacunas como muchos médicos dicen en seguida. Ellos dicen eso a partir del condicionamiento en vez de hacerlo por comprensión de la historia o la ciencia.

 

  • El virus de la polio no fue responsable por la parálisis en la primera parte del siglo 20. La investigación de la vacuna de la polio, desarrollo, prueba y distribución ha cometido atrocidades sobre primates y sobre la humanidad. Bill Gates no es un humanitario.

 

  • Las vacunas son peligrosas y nunca deberían ser inyectadas en nadie por ninguna razón. Ellas no son la respuesta a enfermedades infecciosas. Existen muchas más soluciones sustentables y benévolas en vez de las vacunas.

 

  • Las autoridades médicas no deberían tener la última palabra sobre cómo los médicos traten a pacientes individuales en la privacidad de sus propias oficinas y no deberían estar habilitados para ordenar inyecciones dentro de nuestros pacientes de hospitales privados.

 

La lista sigue, pero con esta introducción yo desafío a los practicantes de cuidados de salud que busquen dentro del tópico de las vacunas con una mente abierta, por sí mismos. Yo les imploro que lean libros y fuentes alternativas de literatura. Les pido que comprendan que el proceso de revisión de pares ha censurado la duda inteligente sobre la seguridad de las vacunas y la ha llevado a la prensa alternativa. Ruego que todos los practicantes de cuidados de la salud pongan sus egos a un lado y que se preparen para lo que ocurrirá cuando la verdad sea visible. Ustedes podrían no desear regresar al trabajo. Podrían no ser capaces de seguir recomendaciones que son entregadas a ustedes cada vez con mano más pesada. Lo pido por el bien de la humanidad. Con cada momento que pasa más y más dinero y poder es entregado a los que están en los poderes, y el resultado final es un bombardeo de vacunas comenzando a las primeras horas de cada vida que nace de manera convencional. Las inyecciones se apilan y las nuevas enfermedades aparecen en corto tiempo a partir de entonces y más cada día. El grado de enfermedad en tal avanzada sociedad no debería ser aceptado como normal o sólo como del medio ambiente. Por favor, padres y practicantes de la salud, hagan su tarea. Las mentes y cuerpos de las futuras generaciones dependen de ello.

Lea el Informe que también firma la Dra. Humphries,  en el Consejo Médico Internacional Sobre la Vacunación

 

¡¡NO A LAS VACUNAS!!

 

Por favor, difundir ampliamente conservando el artículo completo y citando la fuente. Muchas gracias.

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto: