Archivo

Archive for the ‘Médicos’ Category

Dra. Ghis Lanctot desenmascara al Nuevo Orden Mundial y la mentira de las vacunas

12 julio 2012 9 comentarios

 “La Mafia Médica” es el título del libro que le costó a la doctora Ghislaine Lanctot su expulsión del colegio de médicos y la retirada de su licencia para ejercer medicina. Era que no, si se trata de una contundente denuncia sobre la relación a nivel mundial entre el complejo formado por el Sistema Sanitario y la industria farmacéutica.

El libro expone, por una parte, la errónea concepción de la salud y la enfermedad que tiene la sociedad occidental moderna, fomentada por esta mafia médica que ha monopolizado la salud pública creando el más lucrativo de los negocios.

Además de tratar sobre la verdadera naturaleza de las enfermedades, explica cómo las grandes empresas farmacéuticas controlan no sólo la investigación sino también la docencia médica, y cómo se ha creado un Sistema Sanitario basado en la enfermedad en lugar de en la salud, que cronifica enfermedades y mantiene a los ciudadanos ignorantes y dependientes de él. El libro es pura artillería pesada contra todos los miedos y mentiras que destrozan nuestra salud y nuestra capacidad de autorregulación natural, volviéndonos manipulables y completamente dependientes del sistema. A continuación, una estupenda entrevista a la autora que realizó Laura Jimeno Muñoz para Discovery Salud:

http://www.elciudadano.cl/2009/04/28/7593/la-mafia-medica/

http://www.personocratia.com/panda/modules/JournalPersonocratia/documents_joi..

Síndrome del Bebé Golpeado y VACUNAS

27 junio 2012 3 comentarios

 

Por Dra. Viera Scheibner

Traducido por: Andrea Santander                         

Recientemente, ha habido una “epidemia” del así llamado “Síndrome del Bebé Golpeado”. Habitualmente los padres y cuidadores de niños como las “nanas” han sido acusados en forma incrementada de zamarrear al bebé al punto de causarle daño cerebral permanente y muerte. ¿Por qué? ¿Existe un incremento sin precedentes en el número de personas que cometen infanticidio o que tienen una ambición de dañar seriamente a bebés? ¿O existe algo más siniestro en juego?

Algún tiempo atrás, comencé a recibir pedidos de abogados o de parte de los mismos padres acusados, de informes de experto. Un estudio acabado de la historia de esos casos reveló algo distintamente siniestro: en cada caso por separado, los síntomas aparecieron en breve, después de las vacunaciones del bebé.

Durante la investigación del historial médico personal de esos bebés, basado en los diarios de los cuidadores y registros médicos, establecí rápidamente que a esos bebés se les dio una o más de la serie de vacunas, llamadas de rutina, de la hepatitis B, DPT (Difteria, Pertussis y Tétanos), Polio y HIB, brevemente antes que desarrollaran síntomas de enfermedad, resultando en grave daño cerebral o muerte.

El escenario habitual es que un bebé nace y está bien inicialmente. A la edad habitual de 2 meses, se le administra la primera serie de vacunas mencionadas arriba. (Algunas veces una inyección de hepatitis B es dada inmediatamente después del nacimiento, mientras madre y niño están aún en el hospital. Sin embargo, un gran número de bebés ahora muere dentro de días o de 2 a 4 semanas de nacidos, después de la vacuna de la hepatitis B, según está documentado por los registros VAERS (Sistema de Informe de Efectos Adversos por Vacuna en los EEUU).

De manera que los bebés dejan de progresar, comienzan a deteriorarse y usualmente desarrollan señales de infección del tracto respiratorio. Luego viene la segunda y tercera inyección y la tragedia golpea: el niño podría llorar intensa e incontroladamente, podría dejar de alimentarse apropiadamente, vomitar, tener dificultad para tragar, llegar a estar irritable, dejar de dormir y podría desarrollar convulsiones con acelerado deterioro progresivo de su condición y  principalmente del funcionamiento de su cerebro.

Este deterioro podría ser rápido o podría avanzar lentamente hasta que los padres notaran que algo está muy mal con su hijo y luego correr al doctor u hospital. Resulta interesante que a ellos se les pregunta invariablemente cuándo el bebé fue vacunado. Sabiendo que el bebé fue ciertamente vacunado, a los padres se les podría re-asegurar que todos sus síntomas se pasarán.  Ellos son enviados a casa con el consejo “Déle a su hijo Paracetamol”. Si ellos persisten en considerar la reacción del bebé como grave, podrían ser etiquetados como padres ansiosos o problématicos. Así que los padres se van a casa y el hijo permanece en una condición grave o muere.

Hasta recientemente, la muerte por vacuna podría ser etiquetada como de la “muerte infantil repentina”, particularmente si los síntomas y manifestaciones patológicas fueran mínimas. Sin embargo, hoy en día, con una alarmantemente incrementada frecuencia, los padres (o al menos uno de ellos, habitualmente el padre) podría ser acusado de zamarrear al bebé hasta la muerte. El acusado podría incluso “confesar” el zamarreo del niño, dando la razón –por ejemplo- de haber encontrado al niño yaciendo quieto y no respirando o con una mirada congelada en sus ojos, los padres lo zamarrean suavemente -como si  fuera natural- en su intento de revivirlo. Algunas veces, irónicamente, ellos salvan la vida del bebé, sólo para ser acusados de causar los daños internos que hicieron que el bebé dejara de respirar en primer lugar, y donde de hecho estuvieron presentes cuando tomaron al bebé para revivirlo.

No importa lo que los padres digan o hagan, todo está contra ellos. Si ellos lloran y son emocionales, ellos serán acusados de mostrar signos de culpabilidad. Si ellos se las arreglan para permanecer compuestos y sin emocionalidad, ellos serán llamados calculadores, controladores y culpables debido a eso.

En otro escenario los padres tratan de describir los síntomas al doctor que los atiende en el hospital o en cirugía, pero están totalmente perdidos para comprender qué le ocurrió a su bebé. Para su impacto, ellos descubre más tarde que mientras ellos estaban describiendo los síntomas observados el médico u otro miembro del staff estaba escribiendo 3 palabras en el registro médico: Síndrome bebé golpeado.

Muchos de estos padres terminan enjuiciados e incluso sentenciados en prisión por un crimen que alguien más cometió. Algunos de estos casos han sido resueltos por pericias en la apelación o han sido ganados basados en informes de experto, demostrando que las vacunas son la causa de los daños observados o muerte. Sin embargo, sólo dios y un buen abogado  pueden ayudar a esos padres o cuidadores, a quienes les tocó ser no-educados o tener registros criminales, particularmente por violencia, o tener historias anteriores de muertes similares “sin explicación” de un bebé a su cuidado o -peor aún- tener un bebé dañado por vacunas con un brazo quebrado o con cráneo fracturado. Más y más a menudo, a los desafortunados padres se les da la opción de un “trato”: si ellos confiesan y/o se acusan culpables, sólo obtendrán un par de años en prisión, pero si no lo hacen, podrían terminar obteniendo hasta 20 años.

Me dijo una trabajadora social en los EE.UU. que muchos padres se están pudriendo en cárceles de Norteamérica. Primero, ellos son obligados a vacunarse con lo que se les ha acusado, y luego, cuando ocurren los efectos secundarios de muerte, son acusados de causarlos.

Inevitablemente existe la posibilidad que el infanticidio o abuso infantil esté involucrado en algunos casos. Sin embargo, no existe razón determinable por la cual tantos padres u otros cuidadores de niños de repente empiecen a comportarse como tales abusadores de infantes. Es increíblemente insensible y llama a sospechar de inmediato y acusar a los distraídos e inocentes padres de dañar a su propio hijo.

ESTUDIOS MÉDICOS

Miremos ahora la literature médica que trata con el syndrome del bebé golpeado y abuso infantile.

Caffey (1972, l974)1,2 describió el “syndrome del bebé golpeado” como un resultado de zamarreo manual de las extremidades con sangramiento intracraneal e intraocular inducido, relacionado con daño cerebral permanente y retardo metal. Él se refirió a su propio paper, publicado casi 30 años antes a los papers citados arriba, los que describen lo que él llamó  “los originales 6 bebés golpeados en 1945”. Los elementos esenciales en esta descripción eran hematomas, sangramientos intraoculares y cambios en los huesos largos de múltiple tracción. Estos descubrimientos llegaron a convertirse en la marca de la “evidencia” que un niño había sido golpeado antes de desarrollar estos síntomas.

Reece (1993)3 analizó abuso infantile fatal y syndrome de muerte súbita infantil (SIDS) y consideró las críticas decisiones diagnósticas. Enfatizó que distinguir entre una muerte infantil inesperada debido al SIDS y una debido al abuso infantil desafiaba a los pediatras, médicos de familia, patólogos y agencias de protección infantil. Por otro lado, ellos deben informar de instancias de sospechas de abuso infantil y proteger a los otros niños en la familia; y por otra parte,  todos concuerdan que el conocimiento en esta área es incompleta y la ambigüedad existe en muchos casos.

Duhaime et al. (l992)4 escribió que “pacientes con hemorragia intradural y sin historias de gtraumas deben tener también exámenes radiográficos y clínicos de impactos en la cabeza, inexplicables fracturas a huesos largos u otros tejidos en los que se haya infligido daño, para eliminar completamente la posibilidad de hemorragia intracraneal espontánea como podría ocurrir raramente de una malformación o desorden hemorrágico.”

Mientras no esté en disputa que algunos padres y cuidadores de niños pudieran causar los daños arriba mencionados por un maltrato a los niños, uno debe tener mucho cuidado en interpretar descubrimientos de patologías similares de daños causados por otros, pues es un insulto a quienes no tienen nada que ver con daños mecánicos y maltrato infantil.

Nunca olvidaré al padre de un bebé de 1 mes de vida, quien después de entrar en apelación por haberle causado síndrome de bebé golpeado, dijo estas palabras: “Aún no sabemos qué mató a nuestro bebé.” Pero ocurre que no se le ocurrió a nadie decirles que fue la vacuna la que mató a su bebé.

Entonces ¿qué otra cosa pudo causar daño cerebral, sangramiento intracranial, hemorragias oculars retinales y fractura de cráneo y otros huesos?

Desde que comenzaron las vacunaciones infantiles, se informó de graves daños al cerebro, cardiovasculares, metabólicos y otros daños, empezando a llenar las revistas médicas.

Ciertamente, las vacunas como la pertusis (tos convulsiva) son actualmente usadas para inducir encefalomielitis (encefalomielitis alérgica experimental) en animales de laboratorio (Levine and Sowinski, 1973—5). Esto es caracterizado por hinchazón del cerebroy hemorragias de una extensión similar a la causada por daños mecánicos (Iwasa et al., 1985′)6.

Munoz et al. (1981)7 estudiaron actividades biológicas de una toxina, pertusinógeno cristalino, producido por la pertusis Bordetella, el agente causante en la pertusis y un ingredient active en todos los tipos de vacunas pertusis, ya sean celulares o acelulares, en un número de experimentos de laboratorio con ratones. Ellos establecieron que diminutas cantidades de pertusinógeno inducía la hipersensibilidad a la histamina (aún detectada 84 días después de su administración), leucocitosis, producción de insulina, producción incrementada de anticuerpos de IgE y Gi para la albúmina de huevo de gallina, susceptibilidad a chock anafiláctico y permeabilidad vascular de músculo estriado. Una dosis de 546 nanogramos por ratón mató al 50% de las ratas. Típicamente, las muertes fueron retardadas. Cuando una dosis de 5 microgramos de pertusinógeno fue administrado, la mayoría de las ratas no ganaban peso y morían por el día 5; la última rata murió el día 8. Una dosis de 1 microgramo de una preparación, mató a 4 de 5 ratas. Las primeras ganaron peso del día 2 al 5, pero entonces permanecieron cerca del peso constante hasta que murieron. Incluso la que sobrevivió por 16 días (fue entonces asesinada) experimentó crisis (se detuvo en ganar peso) en los días en que las otras murieron. La que vivió más, podría haber muerto el día 24. Esto es otro de los días críticos identificados por la investigación de Cotwatch en bebés respirando, en la que bebés tienen brotes de estrés inducido al respirar, o mueren después de la vacunación.

Interesantemente, cuando animales de laboratorio desarrollan síntomas de daño por vacuna y luego mueren, nunca es considerado coincidente; pero cuando niños desarrollan los mismos síntomas y/o mueren después de la administración de las mismas vacunas, es considerado coincidencia o causado por sus padres u otros cuidadores. Cuando todo esto falla, entonces es considerado “misterioso”.

Reacciones atrasadas son la norma más que la excepción. Esto ha sido explicado como una consecuencia de una complejitud inmunológica intravascular de antígeno particulado (organismos pertusis celulares o acelulares) (Wilkins, 1988′)8.  Sin embargo, los vacunadores tienen gran dificultad con esto y como una regla dibujan largamente líneas de tiempo irrelevantes para aceptar la vinculación causal entre administración de vacunas y un conjunto de reacciones, usualmente de 24 horas hasta 7 días. Sin embargo, la mayoría de las reacciones a las vacunas son retrasadas y la mayoría de los casos son entonces considerados sin relación a la vacunación.

Uno sólo tiene que revisar un inserto de producto de la vacuna de la hepatitis B, para ver que aparte de reacciones locales colaterales, podrían ocurrir un número de signos neurológicos tales como parestesia y parálisis (incluyendo el Síndrome de Guillain-Barré, neuritis óptica y esclerósis múltiple).

Devin et al. (1996)9, describieron hemorragias retinales, las que son empáticamente consideradas la señal segura de abuso infantil, incluso cuando éstos pueden ser causados por las vacunas. Goetting and Sowa (1990)10 describieron hemorragia retinal la que ocurrió después de resucitación cardiopulmonar en niños.

El abombamiento de la fontanela fue descrito por Jacob and Mannino (1979)11, como una directa relación a la vacuna DPT. Ellos describieron un caso de un bebé de 7 meses de edad quien 9 horas después de la tercera vacunación DPI’ vaccination, desarrolló un abombamiento anterior de la fontanela y llegó a estado febril e irritación.

Moretones y sangramiento fácil es una de las características señales del desorden de coágulos, trombocitopenia, un reconocido efecto adverso en muchas vacunas. Sus primeras señales son moretones y sangramiento y erupciones similares a petequias. Trombocitopenia podría resultar en el cerebro y otras hemorragias (Woerner et al.L, 1981)12.

Las convulsiones que siguieron a 1 en cada 1.750 vacunas DPT (Cody et al., 1981)13, pueden resultar en inexplicable caídas en niños mayors que pueden sentarse o levantarse, la que podría causar trizaduras lineales del cráneo y otras fracturas. Cuando uno considera que se supone que  los bebés obtengan un mínimo de 3 dosis de DPT y OPV (vacuna oral de la polio), entonces el riesgo de desarrollar una convulsión es 1 en 580, y con 5 dosis el riesgo se incrementa en 1 en 350. Esto significa que un gran número de bebés desarrollan convulsiones después de la vacunación, entre las edades de 2 a 6 meses, hasta cerca de 18 meses, y de 5 a 6 años. Las convulsiones ocurren a menudo cuando uno de los padres o quien cuide al niño no está mirando, y el niño, mientras tanto yace acostado o sentado en el piso, simplemente calló de espaldas o hacia sus brazos.

Todas estas señales pueden ser mal diagnosticadas como resultado de daños mecánicos, particularmente así debido a que los vacunadores simplemente rechazan admitir que las vacunas causan graves daños causados por la perniciosa rutina de hasta 18 vacunas con las que los bebés son inyectados dentro de los 6 primeros meses de vida.

El sistema judicial debería por lo tanto estar más abierto a la vía documentada y explicaciones alternativas de los daños observados, y estar más alerta de las afirmaciones de los “expertos” pro-vacunas, que nada más que un vigoroso zamarreo pueda causar hemorragias retinales, inclusive tales afirmaciones sólo reflejan su ignorancia. Tales “expertos” luego van a casa y con impunidad continúan recomendando a los padres vacunar a los niños, y así ellos causan más y más casos de niños y bebés dañados por vacunas.

LA EPIDEMIA DE SARAMPIÓN QUE NUNCA EXISTIÓ

El término “Síndrome Munchausen por proxy” ha sido usado para identificar individuos que matan o dañan a un niño, para llamar la atención sobre sí mismos.  El término fue usado en muchas instancias en los años 80, cuando se hicieron los primeros intentos para explicar algunos de los casos de muerte súbita infantil.

De acuerdo a Meadow (1995),l4, “Síndrome Munchausen por proxy”  es una terminología llamativa, originalmente usada por razones periodísticas. Fue un término aplicado comúnmente a adultos que se presentaron a sí mismos con falsas historias de enfermedad, tal como el ficticio Baron de Munchausen quien viajó sobre bolas de cañón. El término es usado ahora para aplicarlo a padres de niños que presentan falsas historias de enfermedad, fabricada por un padre o alguien más en esa posición.

Mientras el término podría tener cierta validez describiendo esta forma especial de abuso infantil en casos documentados de padres envenenando lentamente a su hijo o exponiéndolo a innecesarios y a menudo peligrosos e invasivos tratamientos médicos, más recientemente llegó a ser una forma en que algunos doctores camuflan los reales efectos secundarios observados, especialmente en vacunaciones en el Reino Unido de sarampión, sarampión-rubeola-paperas, sarampión-rubeola. Muchos miles de niños Británicos (hasta 15.000, en mi considerada opinión) desarrollaron signos de autismo usualmente asociados con síntomas al intestino después de haber sido vacunados con las vacunas arriba mencionadas en 1994.

El boletín de ética médica publicó 2 artículos, en 1994 y 1995, tratando con este problema. El artículo de Octubre de 1994 (“¿Es tu vacuna del sarampión realmente necesaria?”) afirmó que durante Noviembre de 1994 el gobierno de Gran Bretaña estaría corriendo una campaña masiva de vacunación de sarampión con la intención de llegar a cada niño entre las edades de 5 y 16 meses.

Se afirmó que el propósito de esa campaña era prevenir una epidemia que de otra forma ocurriría en 1995, con hasta 200.000 casos y hasta 50 muertes. El artículo también mostró que desde 1990 ha habido sólo 8.000 a 10.000 casos e sarampión cada año en Inglaterra y Gales, y que coincidentemente fue una epidemia de sólo cerca de 5.000 casos en Escocia en el invierno de 1993/1994. Entre Mayo y Agosto de 1994, el promedio de notificación en Inglaterra y Gales cayó agudamente, de manera que no había nada que sugiriera claramente una epidemia inminente.

El artículo  de 9 páginas en el número de Agosto de 1995 de la BME afirmaba entre otras cosas que el 14 de Septiembre de 1992, el Departamento de Salud retiró 2 marcas de vacunas MMR (paperas, sarampión y rubeola), después de una filtración a la prensa sobre el riesgo de los niños a desarrollar brotes de meningitis después de la administración de estas vacunas. Ambas marcas contenían la cepa Urabe que se demostró causaba meningitis en 1 cada 1.044 vacunas (Yawata, 199415).

Basadaen la epidemiología del sarampión, nunca iba a haber una epidemia el año 1995 y ciertamente no había justificación para la vacunación concomitante de rubeola. La campaña masiva fue planeada como una alternativa experimental para un calendario de vacunación de sarampión-paperas-rubeola de 2 dosis. El gobierno del Reino Unido guió mal a los padres sobre la necesidad de la campaña y sobre los riesgos relativos de sarampión y la vacunación del sarampión. El Departamento de Salud rompió la ley de la Unión Europea sobre contratos para proveer las vacunas de la campaña. Todo esto debió ser extremadamente afortunado para las empresas farmacéuticas en cuestión, desde que las provisiones de vacunas de sarampión y rubeola fueron dejadas en 1992 y por las que virtualmente no había demanda y que pronto caducarían.

La campaña de vacunación logró muy poco. Ciertamente, en 1995 había tanto como el doble de muchos casos de rubeola confirmada serológicamente en Inglaterra y Gales, como en el mismo período de 1994: 412 casos contra 217.  Seis casos de rubeola en mujeres embarazadas fueron informados. Los datos indican que más casos de sarampión fueron notificados en el primer trimestre de 1995 (n=11) que en el primer trimester de 1994 (n=9). A pesar de esto, hubo varias afirmaciones por parte de medicos del gobierno que la transmisión de sarampión se había detenido entre niños en edad escolar. Higson (1995)16 escribió que 2 oficiales del Departamento de Salud trataron de justificar el éxito de la campaña de vacunación de sarampión y rubeola, usando datos que no pueden ser usados para dar comparaciones año a año para infecciones de sarampión. Ciertamente, él escribió que los datos recolectados por los Departamentos de salud Pública sobre las notificaciones de sarampión muestran que no indican beneficio de la altamente cara campaña. El gobierno Británico gastó unos 20 millones de libras comprando las casi expiradas vacunas de sarampión y rubeola.

Algunos 1.500 padres están participando ahora en una clase de acción por los daños sufridos por sus hijos, más a menudo problemas de intestino y autismo.

Wakefield et al. (1998)17, publicaron un paper en la revista LANCETA en la que ellos informaban sobre una serie consecutive de niños con enterocolitis crónica y desorden de desarrollo regresivo el que ocurrió de 1 a 14 días (la media, 6.3 días) después de las vacunaciones de sarampión, sarampión-paperas-rubeola y sarampión-rubeola. Ellos tambipen citaron el “exceso opioide” en la teoría del autism, los desórdenes autistasresultado de quiebre incomplete y excesiva absorción de peptides derivados del estómago a partir de comidas, incluyendo cebada, centeno, avena y caseína de la leche y productos lácteos, causado por daño al intestino por vacuna. Estos peptidos podrían ejercer efectos opioides centrales, directamente o a través de formación de ligandos con enzimas peptidasas requeridas para el quiebre de opioides endógenos del sistema nervioso central, llevando a la disrupción de la normal neuro-regulación y desarrollo cerebral por encefalinas endógenas y endorfinas.

Un número de padres británicos se me acercaron el año pasado y se quejaron que sus hijos tuvieron desarrollo conductual y problemas al intestino después de la vacunación mencionada arriba, y que en vez de obtener ayuda de sus doctores, se les dijo que ellos sólo imaginaron los síntomas o los causaron para atraer la atención sobre ellos. El término “síndrome Munchausen por proxy” fue usado. Causó muchos problemas y conflictos maritales y no hizo nada por las víctimas de la vacunación. Sus historias fueron horribles.

EDUCACIÓN SOBRE PELIGROS DE LA VACUNA

En resumen, la estela de desastres por vacuna está creciendo. No sólo las vacunaciones no están haciendo nada por mejorar la salud de los niños y otros recipientes, sino que estas vacunaciones causan graves problemas a la salud y agravan el victimismo de las familias de las víctimas de las vacunas.

Los padres de niños pequeños en edad de vacunación deberían usar su propio juicio y deberían educarse a ellos mismos sobre los reales peligros de este no-científico, inútil, dañino e invasivo procedimiento médico. No importa cuántas vacunas son forzadas, la vacunación no es obligatoria en Australia (aunque el Ministro Federal Liberal ha anunciado su plan de hacerla obligatoria en un futuro próximo, el que para mí sonó más como una amenaza a la vez), y los padres no tienen que vacunar a sus hijos. Aquellos padres que creen que están seguros mientras sigan la propaganda oficial, podrían tener un crudo despertar: ellos podrían ser acusados de causar daño el que resultó de la vacunación.

También urjo a praticantes medicos a usar su propio juicio y observaciones y estudiar la estela de desastre creado por la vacunación. Ellos deberían escuchar cuando sus pacientes y especialmente los padres de niños pequeños informan de efectos secundarios de vacunaciones.

La ausencia de habilidad de escuchar y observar la verdad ha creado una especie de médicos practicantes que infligen enfermedad en vez de curación, quienes llegan a ser acusadores más que ayudadores, y quienes están últimamente sólo encubriendo, ya sea conscientemente o sin saber, pero que con aterradora frecuencia incrementada para los desastres, creada por sus inútiles y mortales brebajes y ayudas mojigatas. Tal vez el término “Búmerang Munchausen” debería ser introducido para describir a aquellos miembros de la profesión médica que victimizan a las víctimas de sus propias dañinas intervenciones (vacunas en particular).

Me gustaría recordarles a aquellos que podrían estar aún pensando en que los daños por vacunas son superados por los beneficios de las vacunas, que las enfermedades infecciosas son beneficiosas para los niños para madurar su sistema inmunológico. Las enfermedades también representan desarrollo milenario. Tener sarampión no sólo resulta en inmunidad de larga vida al sarampión, sino que también una inmunidad no específica para un huésped u otro, más condiciones graves: enfermedades degenerativas de hueso y cartílago, ciertos tumores, enfermedades a la piel y enfermedades inmunoreactivas (Ronne, 198511). Tener paperas se ha demostrado que protege contra cancer ovárico (West, 196619). De manera que no hay necesidad de tratar de prevenir que los niños tengan enfermedades infecciosas.

Más aún. De acuerdo a investigación inmunológica ortodoja, las vacunas no inmunizan, sensitizan; ellas hacen a los recipientes más susceptibles a enfermedades (Craighead, 197520). Son los niños vacunados los que sufren problemas de salud crónicos (asma y constants infecciones al oido, siendo 2 de muchos efectos colaterales de las vacunas); quienes desarrollan efectos secundarios como la neumonia o sarampión atípico (el que lleva un 2 a un 15% de riesgo de mortalidad); o quienes podrían tener dificultad al pasar por enfermedades tan inocuas como la viruela, debido a que su sistema inmunológico ha sido suprimido por las vacunas.

En mi cierre remarco: urjo a padres hacerse a sí mismos algunas preguntas. ¿Ha notado cuánto son empujadas las vacunas mediante amenazas, coerción, victimización y medidas de castigo monetario, con padres que son acusados de causar lo que claramente son efectos secundarios de las vacunas?

¿Sucumbirá usted al mismo tipo de presión si cualquier otro producto fuera empujado con el mismo grado de venganza?

¿No sospecharía usted y preguntaría qué hay de malo con el producto si tiene que ser forzado sobre los consumidores?

¿Por qué tantos padres informados, tanto como muchos médicos informados, ahora rechazan la vacunación?

¿No debería usted sospechar de un sistema médico que se fuerza a sí mismo sobre usted, el que no aceptará responsabilidad por daños de vacunas y que legalmente trata de quitarle su derecho constitucional, democrático y legal de tener control sobre la salud de sus hijos y la suya propia, sin ser hostigado y victimizado?

Notas:

1 Caffey, 1.11972), “On the theory and practice of shaking infants”, Am. I. Dis. Child 24, August 1972.

2. Caffey, 1(1974), “The whiplash shaken infant syndrome: manual shaking by the extremities with whiplash-induced intracranial and intraocular bleedin & linked with residual permanent brain damage and mental retardation”, Pediatrics 54(4):39~403.

3. Reece, R. M. (19931, “Fatal child abuse and sudden infant death syndrome”, Pediatrics 91:423-429.

4. Duhaime, A. C., Alano, A.)., Lewander, W. j. et al. (1992), ‘Head injury in very young children mechanisms, injury types and opthalmologic findings in 100 hospitalized patients younger than two years of age”, Pediatrics 90(2):179-185.

5. Levine,S. and Sowinski, R. (1973), “Hyperacute allergic encenhalomyelitis”, Am. J. Pathol. 73:247-260;

6. Iwasa, A., Ishida, S., Akam a, K. (1985), “Swelling of the brain caused by pertussis vaccine: its quantitative deternination and the responsible factors in the vaccine”, japan J. Med. Sci. BioL 35:53-65.

7.Munoz, J.J.., Aral, H., Bergman, R. K. and Sadowski, P.(1981), “Biological activities of crystalline me pertussigen from Bordetella pertussis”, Infection and Immunity, September 1981, pp.820-826.

8. Wilkins,). (1988), “What is ‘significant’ and DTP reactions” (letter), Pediatrics 81(6):912-913.

9.Devin, F., Roques, G., Disdier, P., Rodor, F. and Weiller, P.J. (1996), “Occlusion of central retinal vein after hepatitis B vaccination”, Lancet 347:1626, 8 June 1996.

10. Goetting, M. G. and Sowa, B. (1990), “Retinal haemorrhage after cardiopulmonary resuscitation in children: an etiologic evaluation”, Pediatrics 85(4):585-588.

11. jacob, j. and Mannino, F. (1979), “Increased intracranial pressure after diphtheria, tetanus and pertussis immunization”, Am. J. Dis. Child 133:217-218.

12. Woerner, S. 1., Abildgaard, C. F. and French, B. N. (1951), “Intracranial haemorrhage in children with idiopathic thrombocytopenic purpura”, Pediatrics 67141:453-460.

13. Cedy, C. 1., Baraff, L. 1., Cherry,). D., Marcy, S. C. and Manclark (1951), “Nature and rates of adverse reactions associated with DTP and DT immunizations in infants and children”, Pediatrics 68(5):650-660.

14. Meadow, R. (1995), “What is and what is not ‘Munchausen syndrome per proxy?” Arch. Dis. Child 72:534-535.

15. Yawata, Makoto (1994), “japan’s troubles with measles-mump-rubella vaccine”, Lancet 343:105-106, 8 january 1994.

16. Higson, N. (1995), “Evaluating the measles immunisation campaign”, British Medical journal 311:62.

17. Wakefield, A. Murch, S. H., Anthony, A., Linnell, j. etal. (1998), “Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, non-specific colitis and pervasive developmental disorder in children”, Lancet 351:637-641,25 February 1998.

15. Ronne, T. (1985), “Measles virus infection without rash in childhood is related to disease in adult life”, Lancet, S january1985, pp..1-5.

19. West, R. 0.11966), “Epidemiologic studies of malignancies of the ovaries”, Cancer, july1966, pp. 1001-07.

20. Craighead, j. E. (1975), “Report of a workshop: disease accentuation after immunisation with inactivated microbial vaccines”, I. Infect. Dis. 1312(6):749-754.

Sobre la autora

La Doctora Viera Scheibner, es una investigadora científica con un doctorado en ciencias naturales. Durante su distinguida carrera publicó 3 libros y unos 90 papers científicos en referidos periódicos científicos.

Desde mediados de los años 80 cuando ella desarrolló el Monitor de Respiración Cotwatch para bebés en riesgo de muerte súbita (síndrome de muerte súbita o SIDS), ella ha hecho una extensa investigación en vacunas y vacunaciones y en 1993 publicó su libro: “Vacunación: El asalto médico al sistema inmunológico”

La Dra. Scheibner es a menudo llamada por abogados para que provea informes de experto para casos de corte referidos a daños de vacunas, y ella regularmente conduce lecturas.

Primera vez impreso en Revista Nexus, Agosto-Septiembre 1998

Copyright © 2012 VieraScheibner.org. All Rights Reserved.

Fuente

VIDEO: En Sudamérica los experimentos médicos se pagan con vida

6 noviembre 2011 3 comentarios

RT informa que varios médicos argentinos mantienen contratos con compañías farmacéuticas para aplicar tratamientos nuevos sin advertir a los pacientes sobre todas las contraindicaciones. En numerosos casos resulta que tales “conejillos de Indias” pagan con la vida por no soportar estos experimentos.

La situación se repite a diario, especialmente en los países menos desarrollados. Los pacientes llegan en estado grave a una clínica o al consultorio de su médico, donde les sugieren un nuevo tratamiento que podría salvarles la vida. Lo que al final, es -la mayoría de las veces- todo lo contrario.

 

Alerta Chilenos: empiezan a vacunar para la gripe el 28 de Marzo de 2011

24 marzo 2011 9 comentarios

Alerta Chilenos:

Empiezan a vacunar para la gripe el 28 de Marzo de 2011

 

 

Concepción será el primer objetivo del ataque de vacunas que hará el Minsal (Ministerio de ¿Salud?) y la razón que esgrimen es realmente el colmo. Dicen que “a un año del terremoto es todavía una zona vulnerable“…¡¡¡¡¿¿¿¿?????!!!!

Se quedaron pegados con la “pandemia” que no fue, el virus que resultó ser más suave que las gripes estacionales habituales y con un enorme stock de vacunas devueltas a los fabricantes. Entonces era obvio que iban a volver este año 2011 con una aparente versión 2.0, pero que no es nada nuevo, sólo vacunas apiladas por millones de dosis porque la gran cantidad de personas en este planeta por primera vez en la historia empezó a cuestionar qué venía en esa vacuna que terminó dejando, entre otros: niños con narcolepsia (sueño incontrolable), convulsiones (que duran semanas incluso), parálisis, daño neuronal, alergias, daño al sistema inmunológico, abortos, enfermedades crónicas y muertes.

Como son las mismas vacunas del año pasado, traen cepa de virus de la gripe porcina, AH1N1. En chile le siguen llamando “INFLUENZA HUMANA” para despistar a la gente y para que la industria de carne de cerdo no se vaya a pique de nuevo.

Cumplimos con nuestra labor de informar a la población de esta nueva arremetida “estacional” por parte de la farmafia y su séquito de zombis que sólo se enfocan en ponerles la aguja en el brazo y soltarles el cóctel tóxico y virulento a todo incauto que todavía tenga sus ojos vendados y crea ciegamente en las autoridades y el sistema de salud.

 

Para el 28 de marzo se programó el inicio de la campaña antiinfluenza en la Región del Bío Bío, con una población estimada de 813 mil personas avacunar este año.

 

 

 

DEBEMOS DUDAR DE LA SEGURIDAD Y EFECTIVIDAD DE TODAS LAS VACUNAS

 

“comencé a leer sobre los componentes y leí más sobre el otro lado, comillas “los otros lados” lo que se me había entregado, creía bastante en las recomendaciones de la CDC  y recomendaciones de la asociación médica y las recomendaciones de  la fundación nacional renal sobre vacunación, y comencé a hacer mi propia investigación sobre seguridad y efectividad, lo que no es lo mismo que eficacia. Así que después de ver todo esto y de pasar casi cada noche del pasado año y medio o 2 años leyendo sobre vacunas, llegué a determinar que debemos dudar de la seguridad y efectividad de todas las vacunas a este punto; que hay muchas preguntas sin respuesta; que hay un potencial para contaminación en las vacunas; que esta contaminación ha sido histórica en las vacunas y veces en que ha sido encubierto y veces que ha sido publicado, a veces toma de 20 a 30 años en que salga la verdad sobre cierta contaminación, contaminación carcinogénica y es mi creencia y la del consejo médico en vacunación que el programa de vacunación necesita ser cuestionado mientras digan que la vacunación es segura, efectiva y no dañina.”

Dra. Suzanne Humphries, Consejo Médico Internacional de vacunación, www.vaccinationcouncil.org

 

 

VACUNAS INSALUBRES

“Han estado vacunando gente con brebajes crudos de viruela de mono, cabra, vaca, caballo, mezclada con pelo, tuberculosis, sífilis, lepra y todo lo que no fue filtrado de la vacuna. ¿Cómo eso pudo haber posiblemente evitado algo, excepto la salud?”  Dra. Suzanne Humphries

 

 

 

ACLARANDO MITOS:   CINCUENTA COSAS QUE EL MÉDICO OLVIDO DECIRTE

 

 

VIRUELA

 

*La viruela hubiese desaparecido alrededor de 1870 si los “compinches” de Jenner no hubiesen persuadido al Parlamento para forzar la vacunación de la viruela en niños en 1867, causando la más extensa de las epidemias de viruela, con un pico de 42.000 muertos en 1872.

*Para probar la eficacia de la inmunidad natural frente la vacunación, el cuerpo médico no vacunado del Kingston Clinic desafió a seis doctores vacunados a unirse a ellos, en 1936, en una unidad de aislamiento de la viruela.Los doctores tuvieron el suficiente sentido común para no aceptar la oferta.

*El grado de incidencia del SIDA en Brasil, Haiti, Burundi, Ruanda, Tanzania, Zaire, Zambia, Uganda y Malawi coincide con el grado de intensidad de vacunación de la viruela.

 

POLIO

*Las autoridades americanas estan considerando cambiar su política frente la fuerte evidencia de que todos los casos de polio estan causados por la vacuna de esta enfermedad.

*Bernard Reis, profesor inglés de la Universidad de Cornell, y un “energético y atlético cumplidor” quedó paralizado por la poliomelitis un mes después de que su hijo fuera vacunado de polio por ley.

*1.1 millones de dólares en daños fue concedido a Kay McNeary después de que la polio le afectara cambiando el pañal a su bebé.

*En lows 50 y 60 fue administrada a millones de niños la vacuna de Salk contaminada con el cáncer que causaba el virus SV40.

*El doctor F. Kliner indicó “muchos expresan aquí la opinión silenciosa de que la vacuna de Salk y Sabin, hecha con tejidos finos de mono, ha sido directmanete la responsable del mayor incremento de leucemia de este país”.

*El Lancet publicó que en Oman apareció un brote de polio paralítica en niños completamente vacunados. En Oman se argumentaba que era necesario un incremento de la dosis de la vacuna en el nacimiento, y en las 6, 10 y 14 semanas, y a veces de otras vacunas de las que eran dadas.

TUBERCULOSIS

*El mayor ensayo sobre vacunas, realizado en el sur de la India, sobre la vacuna BCG, dio lugar a más tuberculosis en el grupo vacunado que en el grupo control.

DPT

*La vacuna de la tos ferina está hecha de moco de niños infectados, mezclado con formaldehido, aluminio y mercurio.

*En un estudio reciente sobre 540 bebés holandeses, 512 manifestaron reacciones adversas a la vacuna DPT.

*30.000 casos de difteria han aparecido en los últimos años en el Reino Unisdo en niños vacunados de esta enfermedad.

*Un estudio de la Universidad de California mostró que 1.000 casos de muerte súbita anuales son causados por la vacunación de DPT.

*El Dr. Mendelsohn, pediatra, dijo, “… alrededor de 10.000 casos anuales de muerte súbita en EEUU estan relacionados con la vacunación rutinaria que se practica en los niños.

*El Dr. Michael Weiner indicó en 1986, “más casos de muerte súbita cada año que el númewro total de todos los casos de SIDA desde 1981, y todavía cantamos con poco dinero para estudiar la posibilidad de una relación entre estas muertes y la vacuna DPT”.

 

MMR

*En un periodo de 4 años, en el Reino Unido, el 66% de todos los casos de sarrampión se dieron en niños vacunados.

*En un brote de sarrampión que se produjo en 1986 en la ciudad de Corpus Christi, Texas, el 99% de los niños habían sido vacunados.

*El 26% de los niños vacunados del sarrampión desarrollaron artralgia o artritis (revista US Science),

*Ensayos sobre la vacuna del sarrampión en EEUU y Australia mostraron un índice de caída entre el 80 y 93%.

Fuente: http://www.vacunacionlibre.org/cincuenta.htm

 

 

 


¿Quién se pone en la fila ahora para recibir estas mugrosas pócimas tóxicas?

Por un consentimiento informado


LAS VACUNAS ACORTAN EL TIEMPO ENTRE ENFERMEDAD LEVE Y ENFERMEDAD INCURABLE

10 marzo 2011 2 comentarios

LAS VACUNAS ACORTAN EL TIEMPO ENTRE ENFERMEDAD LEVE Y ENFERMEDAD INCURABLE


 

 

Por Dra. Suzanne Humphries, traducido por Andrea Santander

 

 

 

Es otoño en el hemisferio norte y más de 1 tipo de oscuridad se ha puesto. Las vacunas están siendo inyectadas a la velocidad de la luz. Nuevas vacunas, vacunas sin probar, vacunas para la gripe de doble fuerza para el grupo de personas sobre 65 años; ninguna de ellas ha sido demostrada como efectiva con respecto a mantener a alguien sano. Los ingenuos están haciendo filas en las clínicas, en los malls y tiendas de compras. Ellos no saben qué tipo de vacuna recibirán. ¿De qué fabricante es? ¿Tiene mercurio? ¿Qué químicos contiene? ¿Por qué habrían de preocuparse? ¿Por qué no habrían de confiar en sus doctores (o en su farmacéutico local)?

 

Aquéllos profesionales de la salud dicen que es buena idea que ustedes obtengan su vacuna de la gripe para permanecer saludable este invierno, de manera que permiten que la enfermedad les sea inyectada en sus músculos. La gente ha sido hipnotizada, dopada y atemorizada por una enfermedad “cuco” llamada gripe. Irónicamente, el verdadero cuco -el monstruo silencioso que puede causar estragos irreconocibles- sólo se desliza debajo de vuestra piel, completamente inadvertido y enmascarado como algo saludable, llamado vacuna. A pesar de cualquier lógica o ciencia detrás del marketing masivo de las vacunas de la gripe y la neumonía, estas vacunas permanecen como las soluciones más recomendadas para prevenir enfermedad, por la uniformada propaganda de practicantes repetidores.

La gente que está siendo vacunada y los practicantes que están presionando estas vacunas, son parroquianos de la más grande iglesia en la tierra. Ellos pueden ser muy devotos y no razonadores. Ellos creen que esta religión médica, la vacunación, ha salvado millones de vidas. Ellos han leído la santa biblia de Merck y creyeron los mantras del CDC que las vacunas han erradicado la enfermedad de la Tierra. Ellas deben ser un regalo de algún dios ¿verdad? pero ¿Qué más han leído de las vacunas estas personas adoctrinadas vestidas con batas blancas? Con algunas excepciones, preciosa pequeña cantidad.  La mayoría de quienes administran estas mezclas de agua y estiércol ni siquiera saben qué ingredientes hay en ellas.

 

No importa qué tan obvia se vuelva la verdadera causa de tanta miseria humana -que la gente se esté enfermando de hecho y volviéndose inmunosuprimida por vacunas y medicamentos-, los fieles de la farma no pueden ver la causa. He aquí el por qué: Los Doctores son los modernos sacerdotes y sacerdotisas, ungiendo a sus seguidores con recetas. Los sacerdotes están encaprichados con una adicción al poder donado a ellos. Se pavonean por ello, gallos seguros de haber estado en lo correcto de enseñar la una y única verdad en forma de medicina, y se sienten cumpliendo su servicio a la humanidad. Han sido exitosos ordenados dentro de la Hermandad. Ellos no tienen intenciones de dudar o de abandonar su programación, incluso cuando son testigos al ver a alguien sanando sin medicamentos o permaneciendo saludable sin vacunas. ¿Dónde quedarían si se dieran cuenta que la tierra estaría mejor sin sus templos y agua bendita? Ellos son inintencionadamente dependientes de las enfermedades de sus devotos y del sistema que les enseñó a entrenarse con la enfermedad en vez de sanarla. El templo de los espejos está lleno de humo y crea ilusiones que mantendrán al enfermo volviendo por más.

 

Las reacciones a las vacunas pueden buscarse en aquellos que no consideran una vacuna como una droga potencialmente tóxica, como mala suerte o como un nuevo problema que aleatoriamente se materializa de la nada. No importa qué nuevo síntoma o enfermedad llegue algunas horas, días o semanas después de una vacuna; el nuevo problema es considerado un evento al azar. Gente con ataques cardíacos, derrames, infecciones (a saber, la neumonía), falla de órganos, cáncer, enfermedades autoinmunes, artritis, alergias, desórdenes en la sangre, convulsiones, enfermedades crónicas exacerbando casi siempre una historia pasada de “tratamiento” alopático y vacunaciones que pudieron haber llevado a la condición médica actual, en vez de prevenirla. Estudios científicos de seguridad y estudios de seguimiento a largo plazo demostrando la falta de asociación entre las vacunas y la lista ya mencionada de condiciones, no existen. Quienquiera que dude de esto por favor produzca alguna evidencia contraria, porque la carga de prueba no recae en mí. Soy sólo una doctora, testigo orientada desde el lado de la cama.

 

Para el practicante promedio, si las reacciones a vacunas no ocurren durante horas después de la inyección y si no están en una lista de reacciones que parezcan de vacunas, entonces las vacunas son removidas de la lista de sospecha por los sacerdotes médicos. Y aquellos que cuestionan o apuntan a las conexiones, son sumariamente despedidos. Los sacerdotes del farma-culto dirán, “Esta correlación no puede ser probada; esto es anecdótico. Pudo haber sido cualquier cosa.” Cualquier cosa… ¿cómo cuál? ¿Una mala hamburguesa, mala suerte, malos genes, aire frío, demasiado colesterol? Cualquier cosa. Cualquier cosa, eso es, exceptuando su más amada poción, la vacuna. No es la solución tradicional. No es el más grandioso descubrimiento de los pasados 200 años. No es el santo grial de la farma. No, no. Simplemente no puede ser la vacuna por la que ellos mantienen demasiada confianza ciega.

En los días y semanas que han pasado desde que empezaron las vacunas este otoño, los enfermos y heridos han tropezado hacia emergencia y clínicas. O han sido llevados en sillas de ruedas, desorientados, con disnea, tosiendo sangre, convulsionando. Lo he visto de primera mano, desde emergencias a cuidados intensivos, y si es que fueron afortunados, hacia las salas. Y si no fueron afortunados, estaban en los obituarios. El hospital estuvo misteriosamente lleno a su capacidad a mediados de octubre. La búsqueda de la causa de tanta enfermedad fue seguida con millones de dólares en pruebas. La causa de esa gran ola de pacientes enfermos podría estar justo debajo de las narices de los sacerdotes, pero aún así continúan buscando algo que les haga sentido dentro de los límites de su programación.  Ustedes ya saben lo que “ellos” dicen, “Si deseas esconder algo, pónlo a plena vista”. En el caso de las vacunas, esa táctica ha sido sorpresivamente exitosa.

He aquí el plan de los entusiastas de las vacunas: Vacunar a todos. Díles que es necesario para prevenir muerte y enfermedad. Házlo fácil para ellos, y si es necesario, házlo gratis. Díles que es irresponsable rechazar la inyección. Amenázalos e incítalos. Díles que podrían perder su medio de vida si no obedecen. Si demasiados rehúsan, declara estados de emergencia, eleva la producción, haz la vacunación obligatoria. Si suficiente gente es vacunada, pronto llegará a ser imposible discernir entre enfermedad regular de las enfermedades inducidas por vacunas. Todos simplemente parecerán estar enfermos y cada humano llegará a estar lo suficientemente desesperado como para tragar al menos 2 ó 3 adminículos de la farma (píldoras) cada día, de por vida. La enfermedad llegará a ser esperada desde el nacimiento hasta la muerte, y el tiempo se acortará entre ambos.

 

De vez en cuando, un paciente, doctor o enfermera ve algo de verdad a través de un ojo a medio abrir. Cuando eso ocurre, él/ella obtiene un vistazo de lo increíble, de lo inimaginable. Para todos los demás, la fábula de la teoría del germen sigue viva, mientras los accionistas depositan sus dividendos. Algunos de nosotros nacimos iluminados y despertar es doloroso.  La verdad casi siempre se cuela, sin anunciarse. Asusta lo mejor de nosotros, golpea nuestras almas, irrita nuestros egos. Y si la correcta indignación no nos mantiene aprisionados, la verdad liberará y causará que el observador busque un nuevo camino, una verdadera vocación (traducido literalmente como “llamado”). En el mundo de la medicina convencional, aquellos que están cómodos necesitan ser sacudidos, y los pocos que son sacudidos a menudo necesitan consuelo.

 

Las paredes del engaño -que las vacunas son necesarias, seguras y efectivas- se están quebrando. Cada semana, algunas pocas personas son figurativamente sordas, ciegas y menos son simple-mente ingenuas. Las masas no están formando filas estos días de la forma en que lo hicieron sólo algunos años atrás. La confianza del público está declinando a pesar de la propaganda de la máquina de los medios. La verdad es indestructible y la telaraña de mentiras alrededor del valor de las vacunas se está desenmarañando.  Pronto llegará el día cuando el peso de las mentiras colapse sobre las cabezas de los sacerdotes, quienes han sido reclutados para mantener distorsionadas las verdades sobre las vacunas.

 

Mientras tanto, muchos serán mutilados y muchos morirán. Tristemente esto ocurrirá sin que nadie en el templo haga la asociación entre la vacuna y la muerte. El médico Alemán, Samuel Hahnemann, el fundador de la Homeopatía dijo una vez que si un médico alopático profundizaba una enfermedad con sus drogas supresoras lo suficiente, el paciente podría llegar a ser incurable. Él conocía la verdad: cuando el daño es lo suficientemente profundo, a menos que ocurra un milagro, no hay vuelta a la salud. Las vacunas acortan el tiempo entre enfermedad leve y enfermedad incurable, especialmente cuando son dadas a personas que ya tienen comprometida su salud. Cuando lesiones son apiladas sobre la enfermedad, lo único que queda por hacer es controlar el daño y pedir por un milagro.

 

Existe información creíble, lista y dispuesta sobre el riesgo de cada vacuna. Existe una montaña de evidencia que dice algo distinto a los mantras dichos por médicos y lo que se ve en televisión. El canto de la necesidad de vacunación y seguridad es disonante de la lógica y la razón…y la ciencia. Tal vez usted no debería confiar en su médico-sacerdote, porque él/ella ha sido engañado/a también.  Muchos sacarán ganancias de vuestra salud. Si una vacuna causa daño, no habrá nadie detrás de la cortina que le entregue a usted una nueva vida y nadie que lo ayude a volver a casa. Estará sólo usted, su triste familia y un doctor con un block de recetas. Es hora de despertar, mientras la elección todavía es suya.

 

LA CONSPIRACIÓN DEL FLUORURO

10 marzo 2011 9 comentarios

LA CONSPIRACIÓN DEL FLUORURO

 

Fuente

 

 

“Di una mentira lo suficientemente fuerte y por el tiempo suficiente, y la gente la va a creer.”  – Adolf Hitler


 

“La fluoración es el mayor caso de fraude científico de este siglo”. – Robert Carlton, Ph.D, ex científico de la EPA, 1992

 


La historia de forzar el fluoruro en los seres humanos a través de la fluoración del agua potable está forjada con mentiras, codicia y engaño. Los gobiernos que añaden fluoruro al suministro de agua potable insisten en que es seguro, beneficioso y necesario, sin embargo, la evidencia científica muestra que el flúor no es seguro para la ingesta y las áreas en que han fluorado su suministro de agua potable tienen índices más altos de caries, cáncer, fluorosis dental, osteoporosis y otros problemas de salud.

Debido a la presión de la industria del aluminio y la minería del fosfato, las compañías farmacéuticas y fabricantes de armas, el flúor sigue siendo añadido a los suministros de agua en toda América del Norte (y diversos países, como Chile) y debido a las recientes acciones legales contra las compañías de agua que agregan flúor al agua potable, se ha establecido un precedente que hará imposible presentar demandas contra los proveedores del agua que fluoran.

Hay una creciente resistencia contra la adición del tóxico flúor a nuestro suministro de agua, pero, lamentablemente, debido a que el fluoruro se ha convertido en “el elemento vital de la economía industrial moderna” (Bryson, 2004), existe demasiado dinero en juego para los que apoyan la fluoración del agua. Las mentiras de los beneficios de la fluoración del agua continuarán alimentando al público, no para fomentar los beneficios de salud a un gran número de personas, sino que para beneficio del complejo militar-industrial.

Logo de IG Farben: ¿No le parece que en el símbolo se ve como si una persona estuviera en silla de ruedas? (y además dentro de una probeta)

 

 

La historia comienza en 1924, cuando “Interessen Gemeinschaft Farben (IG Farben)“, una compañía alemana de fabricación de productos químicos, comenzó a recibir préstamos de los banqueros estadounidenses, llevando gradualmente a la creación del enorme Cartel de la IG Farben.

Ford, cómplice genocida

 

Logo de la “American Standard Oil Company”, donde se observa la conocida antorcha illuminati

 

 

 

En 1928, Henry Ford y “American Standard Oil Company” (de los Rockefeller) fusionaron sus activos con IG Farben, y por los años treinta, hubo más de un centenar de empresas estadounidenses que tenían filiales y acuerdos cooperativos en Alemania.  Los activos de I.G. Farben en los Estados Unidos estaban controlados por un holding empresarial, American IG Farben, y quienes figuran en la junta directiva, son:

Edsel Ford, presidente de la Ford Motor Company

Charles E. Mitchell, Presidente de Rockerfeller Nacional City Bank de Nueva York

Walter Teagle, presidente de la Standard Oil de Nueva York

Walter Teagle

 

 

Paul Warburg, presidente de la Reserva Federal y el hermano de Max Warburg, financista de los esfuerzos de la Guerra de Alemania

Paul Warburg

 

 

Herman Metz, director de el Banco de Manhattan, controlado por los Warburg

y un número de otros miembros, tres de los cuales fueron juzgados y condenados como criminales de guerra alemanes por sus crímenes contra la humanidad.

Logo de la Compañía de Aluminio de América, donde se observan varias pirámides, otro símbolo illuminati

 

 

En 1939, en virtud de un acuerdo, la Compañía de Aluminio de América (ALCOA), entonces el mayor productor mundial de fluoruro de sodio, y la Dow Chemical Company transfirieron su tecnología a Alemania. Colgate, Kellog, DuPont y muchas otras empresas finalmente firmaron acuerdos de cártel con IG Farben, creando un poderoso grupo de presión (lobby) muy bien apodado “la mafia del flúor” (Stephen 1995).

Logo de la “Dow Chemical Company”

 

Charles Eliot Perkins

 

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE.UU. envió a Charles Eliot Perkins, un investigador en química, bioquímica, fisiología y patología, para hacerse cargo de las enormes plantas químicas Farben en Alemania. Los químicos de Alemania contaron a Perkins de un régimen que se había elaborado durante la guerra y había sido adaptado por el Estado Mayor alemán. Los químicos alemanes explicaron su intento de controlar a la población en una zona determinada a través de la medicación masiva de agua potable con fluoruro de sodio, una táctica usada en los campamentos de prisioneros de guerra alemanes y en rusos para hacer a los prisioneros “estúpidos y dóciles” (Stephen 1995).

Farben había desarrollado planes durante la guerra para fluorar los países ocupados, ya que se comprobó que la fluoración causó ligeros daños a una parte específica del cerebro, haciendo más difícil para la persona afectada defendiera su libertad y causando que la persona llegue a ser más dócil a la autoridad. El flúor sigue siendo una de las más fuertes substancias anti-psicóticas conocidas, y está contenida en un 25% de los  mayores tranquilizantes.

Podría no sorprender que el régimen de Hitler practicara el concepto de control mental a través de medios químicos, pero los militares estadounidenses continuaron la investigación nazi, explorando técnicas para incapacitar a un enemigo o medicar a toda una nación. Como se indica en el informe Rockefeller, un informe de la Presidencia sobre las actividades de la CIA: “el programa de drogas era parte de un programa más grande de la CIA para estudiar posibles formas de controlar el comportamiento humano” (Stephen 1995).

A este cretino, Gerald J. Cox, tenemos que “agradecerle” el veneno que nos echan en el agua potable

 

 

El “mito de la prevención de la caries dental” asociado con fluoruro, se originó en los Estados Unidos en 1939, cuando un científico llamado Gerald J. Cox, empleado por ALCOA, el mayor productor de residuos tóxicos de flúor, y en ese tiempo siendo amenazados por las reclamaciones por daños de fluoruro, fluoraron algunas ratas de laboratorio, llegando a la conclusión de que el fluoruro reduce las caries y afirmaron que debería añadirse a los suministros de agua de la nación.

Oscar R. Ewing

 

 

En 1947, Oscar R. Ewing, un abogado de ALCOA por largo tiempo, fue nombrado director de la Agencia Federal de Seguridad, una posición que lo puso a cargo del Servicio de Salud Pública (PHS). Durante los próximos tres años, 87 nuevas ciudades estadounidenses comenzaron su fluoración del agua, incluyendo el control de la ciudad en un estudio de la fluoración del agua en Michigan, eliminando así la prueba más científicamente objetiva de la seguridad y el beneficio antes de que fuera completada.

“Educación e investigación” norteamericana fue financiada por la industria de fabricación de aluminio, fertilizantes y de armas, en busca de una salida para los residuos de fluoruro que cada vez se incrementaban más, mientras conseguían aumentar las ganancias.

El “descubrimiento” de que el fluoruro beneficiaba a los dientes, fue pagado por la industria que necesitaba ser capaz de defender las “demandas de los trabajadores y las comunidades, envenenados por las emisiones de fluoruros industriales” (Bryson, 1995) y convertir un lastre en un activo.

 

 

El Fluoruro, un componente de los residuos en los procesos de fabricación de explosivos, fertilizantes y otras «necesidades», era caro para desechar de manera adecuada y hasta que se encontró un «uso» en el suministro de agua de Estados Unidos, la sustancia sólo fue considerada un residuo peligroso tóxico.


 

 

 

A través de una maliciosa re-educación publica, el fluoruro, una vez un producto de desecho, se convirtió en el ingrediente activo de plaguicidas fluorados, fungicidas, raticidas, anestésicos, tranquilizantes, medicamentos fluorados, y un número de productos industriales y domésticos, geles fluorados dentales, enjuagues y pastas dentales.

El fluoruro forma una gran parte de un ingreso multimillonario industrial y farmacéutico, que cualquier retirada de apoyo de pro-fluoridacionistas es financieramente imposible, jurídicamente impensable y potencialmente devastador para su carrera y reputación.

Edward Bernays

 

Financiado por industriales de los EE.UU., en un intento de fomentar la aceptación pública del fluoruro, Edward Bernays, también conocido como el padre de las Relaciones Públicas, o el original “médico que baila”, inició una campaña de engaño para convencer a la opinión pública.

Barnays explicó:

 

 

“usted puede conseguir prácticamente que cualquier idea aceptada si los médicos están a favor. El público está dispuesto a aceptar, porque un médico es una autoridad para la mayoría de las personas, independientemente de lo mucho que sepa o no sepa” (Bryson, 2004).

 


Los médicos que apoyaron la fluoración no sabían que la investigación desacreditó la seguridad del fluoruro, fue suprimida o no llevada a cabo en primer lugar. El fluoruro se convirtió en sinónimo de progreso científico y desde que fue presentado al público como una sustancia que mejora la salud, agregada al medio ambiente por el bien de los niños, quienes se oponían al fluoruro fueron desechados como excéntricos, charlatanes y lunáticos. El fluoruro se convirtió en impermeable a la crítica debido a la implacable ofensiva de las relaciones públicas, y también debido a su toxicidad general. A diferencia de los productos químicos que tienen un efecto de firma, el flúor, un veneno sistémico, produce una gama de problemas de salud, por lo que sus efectos son más difíciles de diagnosticar.

Esto es lo que causa el agua fluorada y la pasta de dientes con fluor: Fluorosis…¿Usted también CREYÓ que era beneficoso para su salud?

Los recientemente desclasificados documentos militares de EEUU, como los del Proyecto Manhattan, muestran cómo El fluoruro es la sustancia química clave en la producción de la bomba atómica y millones de toneladas de él fueron requeridos para la fabricación de uranio enriquecido y plutonio. Intoxicación por fluoruro, envenenamiento no con radiación, emergió como el principal riesgo químico para la salud de los trabajadores y las comunidades cercanas. Científicos de la bomba-A recibieron la orden de proporcionar pruebas útiles para la defensa en litigios, de manera que comenzaron en secreto pruebas de fluoruro en pacientes de hospitales desprevenidos y en niños con retraso mental … “La Revista de la Asociación Dental Americana de agosto de 1948,  muestra que la evidencia de los efectos adversos del fluoruro fue censurada por la Comisión de Energía Atómica EEUU, por razones de “seguridad nacional(Griffiths, 1998). El único informe liberado declaraba que el flúor era seguro para los seres humanos en pequeñas dosis.

Harold C. Hodge

 

 

Durante la Guerra Fría, el Dr. Harold C. Hodge, que había sido el toxicólogo del Proyecto Manhattan del Ejército de los EEUU, fue el líder científico promotor de la fluoración del agua. Mientras el Dr. Hodge estaba re-asegurando al  Congreso acerca de la seguridad de la fluoración del agua, él estaba secretamente conduciendo uno de los primeros experimentos de fluoración del agua pública de la nación en Newburgh, Nueva York, estudiando secretamente muestras biológicas de los ciudadanos de Newburgh, en su laboratorio en la Universidad de Rochester, EEUU.

Dado que no existen restricciones legales en contra de la supresión de datos científicos, la única conclusión publicada resultante de estos experimentos fue que el flúor era seguro en dosis bajas, un veredicto profundamente útil para el Ejército de los EEUU que temían demandas por lesiones por fluoruro de parte de los trabajadores en las plantas de energía nuclear y fábricas de municiones.

La contaminación de fluoruro fue una de las mayores preocupaciones legales que enfrentaron los principales sectores industriales de EEUU durante la guerra fría. Un grupo secreto de abogados corporativos, conocido como el Comité de Abogados del flúor, cuyos miembros incluyen a Aceros de EEUU, ALCOA, Aluminio Kaiser, y Metales Reynolds, encargargó una investigación al Laboratorio de Kettering en la Universidad de Cincinnati para “proporcionar municiones” (Bryson, 2004) para aquellas empresas que estaban luchando contra una ola de reclamos ciudadanos por lesiones por fluoruro.

El Comité de Abogados del Flúor y sus embajadores médicos estaban en contacto frecuente y  personal con los altos funcionarios del Instituto Federal Nacional de Investigación Dental, y han sido implicados en el estudio de “enterramiento” del estudio de 40 años de Kettering, el que demostró que el fluoruro envenenó los pulmones y ganglios linfáticos en animales de laboratorio.

Nicholas C. Leone, Jefe de investigaciones médicas en el Instituto Nacional de Investigación Dental, durante los años ´50

 

 

Los intereses privados, trataron de destruir carreras y censurar la información, garantizando que los estudios científicos que generaban dudas sobre la seguridad de fluoruro no tenían fondos, y si lo hacían, nunca se publicaban.

Dra. Phillis Mullenix, junto al Dr. Harold C. Hodge (derecha)

 

 

Durante la década de los años ´90, la investigación realizada por la toxicóloga Dra. Phillis Mullenix de Harvard demostró que el flúor en el agua puede llevar a un menor coeficiente intelectual, y los síntomas producidos en ratas se parecían fuertemente al déficit de atención e hiperactividad (SDAH). Sólo días antes que su investigación fuera aceptada para publicación, Mullenix fue despedida como Jefa de Toxicología del Centro Dental Forsyth de Boston. Luego, su solicitud de una beca para continuar su investigación del sistema nervioso central y flúor fue rechazada por el Instituto Nacional de Salud de EEUU (NIH), cuando un panel de NIH le dijo que “el flúor no tiene efectos sobre el sistema nervioso central” (Griffiths, 1998).

A pesar de la creciente evidencia de que es perjudicial para la salud pública, las agencias estatales de salud púbica y federal de los EEUU y grandes organizaciones médicas y dentales, tales como la Asociación Dental Americana (ADA), continúan promoviendo el fluoruro. La fluoración del agua continúa, a pesar de los propios científicos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), cuya unión, Capítulo 280 de la Unión Nacional de Empleados del Tesoro, ha adoptado una posición firme en contra de ella.

Dr. William Hirzy

 

 

El Dr. William Hirzy, vicepresidente del capítulo 280, declaró que “el fluoruro (que se añade al agua municipal) es un producto de desechos peligrosos para los que existen pruebas sustanciales de sus efectos adversos para la salud y, contrariamente a la percepción del público, prácticamente no hay pruebas de significativos beneficios” (Mullenix 1998).

 

Aunque el fluoruro es hasta 50 veces más tóxico que el dióxido de azufre, aún no está regulado como un contaminante del aire por la Ley Norteamericana del Aire Limpio. Desde que miles de toneladas de residuos industriales de fluoruro se vierte en suministros de agua potable en toda América del Norte, supuestamente para fomentar la brillante sonrisa de nuestros niños, la gran industria en los EEUU tiene la ventaja de emitir tantos residuos de fluoruro en el medio ambiente como quieran, con absolutamente ningún requerimiento de medir las emisiones y sin manera de hacerlos responsables por la intoxicación de personas, animales y vegetación.

Logo EPA

 

 

En agosto de 2003, la EPA solicitó que el Consejo de Investigación Nacional, el brazo de investigación de la Academia Nacional de Ciencias (NAS), volviera a evaluar las normas de seguridad en el agua fluorada mediante la revisión de la literatura científica reciente, debido a que en la última revisión en 1993 había grandes lagunas en la investigación. “Ni la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos) de EEUU, ni el Instituto Nacional de Investigación Dental (NIDR), ni la Academia Americana de Odontología Pediátrica, tienen ninguna prueba sobre la seguridad o la eficacia del flúor” (Sterling, 1993). La Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología, ha clasificado el fluoruro como un medicamento dental no  autorizado debido a su alta toxicidad, y el programa toxicológico deñ Instituto Nacional del Cáncer de EEUU ha encontrado ser al flúor un “carcinógeno equívoco” (Maurer, 1990).

Actualmente, el gobierno de los EEUU continúa introduciendo más programas de fluoración en todo el país, incluida la Ley de Aguas aprobada en noviembre de 2003, que ha hecho imposible que las compañías de agua ser sometidas a audiencias civiles o penales, como resultado de la adición de fluoruro a los suministros públicos de agua.

En una sociedad donde los productos conteniendo asbesto, plomo, berilio y muchos otros carcinógenos han sido retirados del mercado, es sorprendente que el fluoruro sea aceptado tan a fondo y ciegamente. Parece absurdo que estemos dispuestos a pagar a la industria química para que desechen sus residuos tóxicos y que los agreguen a nuestro suministro de agua.

El ocultamiento de los peligros de la contaminación por flúor al público es un trabajo de estafa estilo capitalista de proporciones épicas, que se ha producido debido a que un poderoso grupo de presión (lobby) desea manipular a la opinión pública con el fin de proteger sus propios intereses financieros. “Aquellos que manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país … nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar” (Bernays, 1991 ).

Traducido por Conciencia Noosfera

 

 

 

 

 

 

 

 

 


La mafia Médica: Entrevista a Ghis Lanctot

4 marzo 2011 3 comentarios

La Mafia Médica

 


 

Les dejamos esta entrevista a la EX – Doctora Ghis Lanctot. Recordemos que a ella la mafia médica la castigó quitándole el título médico por hablar contra las vacunas y no dar pie atrás en advertirle a la gente de sus peligros y de las mentiras que se han tejido alrededor de esos verdaderos cócteles tóxicos.

 

Entrevista a Ghis Lanctot Por Laura Jimeno Muñoz

 

“La Mafia Médica” es el título del libro que le costó a la doctora Ghislaine Lanctot su expulsión del colegio de médicos y la retirada de su licencia para ejercer medicina. Se trata probablemente de la denuncia publicada más completa, integral, explícita y clara del papel que juega a nivel mundial el complejo formado por el Sistema Sanitario y la industria farmacéutica.

El libro expone, por una parte, la errónea concepción de la salud y la enfermedad que tiene la sociedad occidental moderna, fomentada por esta mafia médica que ha monopolizado la salud pública creando el más lucrativo de los negocios.

Además de tratar sobre la verdadera naturaleza de las enfermedades, explica cómo las grandes empresas farmacéuticas controlan no sólo la investigación sino también la docencia médica, y cómo se ha creado un Sistema Sanitario basado en la enfermedad en lugar de en la salud, que cronifica enfermedades y mantiene a los ciudadanos ignorantes y dependientes de él. El libro es pura artillería pesada contra todos los miedos y mentiras que destrozan nuestra salud y nuestra capacidad de autorregulació n natural, volviéndonos manipulables y completamente dependientes del sistema. A continuación, una estupenda entrevista a la autora que realizó Laura Jimeno Muñoz para Discovery Salud:

 

MEDICINA SIGNIFICA NEGOCIO

La autora de La mafia médica acabó sus estudios de Medicina en 1967, una época en la que -como ella misma confiesa- estaba convencida de que la Medicina era extraordinaria y de que antes del final del siglo XX se tendría lo necesario para curar cualquier enfermedad. Sólo que esa primera ilusión fue apagándose hasta extinguirse.

-¿Por qué esa decepción?

Porque empecé a ver muchas cosas que me hicieron reflexionar. Por ejemplo, que no todas las personas respondían a los maravillosos tratamientos de la medicina oficial. Además, en aquella época entré en contacto con varios ’terapeutas suaves’ -es decir, practicantes de terapias no agresivas [en francés Médecine Douce] – que no tuvieron reparo alguno en abrirme sus consultas y dejarme ver lo que hacían. Y llegué pronto a la conclusión de que las medicinas no agresivas son más eficaces, más baratas y, encima, tienen menores efectos secundarios.

-Y supongo que empezó a preguntarse por qué en la Facultad nadie le había hablado de esas terapias alternativas no agresivas

Así es. Luego mi mente fue más allá y empecé a cuestionarme cómo era posible que se tratara de charlatanes a personas a las que yo misma había visto curar y por qué se las perseguía como si fueran brujos o delincuentes. Por otra parte, como médico había participado en muchos congresos internacionales -en algunos como ponente- y me di cuenta de que todas las presentaciones y ponencias que aparecen en tales eventos están controladas y requieren obligatoriamente ser primero aceptadas por el ’comité científico’ organizador del congreso. ¿Y quién designa a ese comité científico? Pues generalmente quien financia el evento: la industria farmacéutica. ¡Sí, hoy son las multinacionales las que deciden hasta qué se enseña a los futuros médicos en las facultades y qué se publica y expone en los congresos de medicina! El control es absoluto.

-Y eso fue clarificador para usted…

Y tanto. Darme cuenta del control y de la manipulación a la que están sometidos los médicos -y los futuros médicos, es decir, los estudiantes- me hizo entender claramente que la Medicina es, ante todo, un negocio. La Medicina está hoy controlada por los seguros -públicos o privados, da igual- porque en cuanto alguien tiene un seguro pierde el control sobre el tipo de medicina al que accede. Ya no puede elegir. Es más, los seguros determinan incluso el precio de cada tratamiento y las terapias que se van a practicar. Y es que si miramos detrás de las compañías de seguros o de la seguridad social… encontramos lo mismo.

-El poder económico

Exacto, es el dinero quien controla totalmente la Medicina. Y lo único que de verdad interesa a quienes manejan este negocio es ganar dinero. ¿Y cómo ganar más? Pues haciendo que la gente esté enferma…. porque las personas sanas no generan ingresos. La estrategia consiste, en suma, en tener enfermos crónicos que tengan que consumir todo tipo de productos paliativos, es decir, para tratar sólo síntomas; medicamentos para aliviar el dolor, bajar la fiebre, disminuir la inflamación.. . pero nunca fármacos que puedan resolver una dolencia. Eso no es rentable, no interesa. La medicina actual está concebida para que la gente permanezca enferma el mayor tiempo posible y compre fármacos; si es posible, toda la vida.

UN SISTEMA DE ENFERMEDAD

-Infiero que ésa es la razón de que en su libro se refiera al sistema sanitario como ’sistema de enfermedad’

Efectivamente. El llamado sistema sanitario es en realidad un sistema de enfermedad. Se practica una medicina de la enfermedad y no de la salud. Una medicina que sólo reconoce la existencia del cuerpo físico y no tiene en cuenta ni el espíritu, ni la mente, ni las emociones. Y que además trata sólo el síntoma y no la causa del problema. Se trata de un sistema que mantiene al paciente en la ignorancia y la dependencia, y al que se estimula para que consuma fármacos de todo tipo.

-Se supone que el sistema sanitario está al servicio de las personas

Está al servicio de quien le saca provecho: la industria farmacéutica. De manera oficial -puramente ilusoria- el sistema está al servicio del paciente pero, oficiosamente, en la realidad, el sistema está a las órdenes de la industria que es la que mueve los hilos y mantiene el sistema de enfermedad en su propio beneficio. Se trata, en suma, de una auténtica mafia médica, de un sistema que crea enfermedades y mata por dinero y por poder.

-¿Y qué papel juega el médico en esa mafia?

El médico es -muchas veces de forma inconsciente, es verdad- la correa de transmisión de la gran industria. Durante los 5 a 10 años que pasa en la Facultad de Medicina el sistema se encarga de inculcarle unos determinados conocimientos y de cerrarle los ojos a otras posibilidades. Posteriormente, en los hospitales y congresos médicos, se les refuerza en la idea de que la función del médico es curar y salvar vidas, de que la enfermedad y la muerte son fracasos que debe evitar a toda costa y de que la enseñanza recibida es la única válida. Además se les enseña que el médico no debe implicarse emocionalmente y que es un ’dios’ de la salud. De ahí que incluso exista caza de brujas entre los propios profesionales de la medicina. La medicina oficial, la ’científica’, no puede permitir que existan otras formas de curar que no sean serviles al sistema.

-El sistema, en efecto, pretende hacer creer que la única medicina válida es la llamada ’medicina científica’, la que usted aprendió y de la que ha renegado. Precisamente en el mismo número en que va a aparecer su entrevista publicamos un artículo al respecto

La medicina científica está enormemente limitada porque se basa en la física materialista de Newton: tal efecto obedece a tal causa. Y, por ende, tal síntoma precede a tal enfermedad y requiere tal tratamiento. Se trata de una medicina que además sólo reconoce lo que se ve, se toca o se mide y niega toda conexión entre las emociones, el pensamiento, la conciencia y el estado de salud del físico. Y cuando se la importuna con algún problema de ese tipo le cuelga la etiqueta de ’enfermedad psicosomática’ al paciente y le envía a casa tras recetarle pastillas para los nervios.

-Es decir, que a su juicio, la medicina convencional sólo se ocupa de hacer desaparecer los síntomas.

Salvo en lo que a cirugía se refiere, los antibióticos y algunas pocas cosas más, como los modernos medios de diagnóstico, sí.. Da la impresión de curar pero no cura. Simplemente elimina la manifestación del problema en el cuerpo físico pero éste, tarde o temprano, resurge.

-A su juicio, pues, dan mejor resultado las llamadas medicinas suaves o no agresivas

Son una mejor opción porque tratan al paciente de forma holística y le ayudan a sanar… pero tampoco curan. Mire, cualquiera de las llamadas medicinas alternativas constituyen una buena ayuda pero son sólo eso: complementos. Porque el verdadero médico es uno mismo. Y cuando uno es consciente de su soberanía sobre la salud deja de necesitar terapeutas. El enfermo es el único que puede curarse. Nadie puede hacerlo en su lugar. La autosanación es la única medicina que cura. La cuestión es que el sistema trabaja para que olvidemos nuestra condición de seres soberanos y nos convirtamos en seres sumisos y dependientes. En nuestras manos está, pues, romper esa esclavitud.

 

-Y, en su opinión, ¿por qué las autoridades políticas, médicas, mediáticas y económicas lo permiten? ¿Por qué los gobiernos no acaban con este sistema de enfermedad, costosísimo por otra parte?

A ese respecto tengo tres hipótesis. La primera es que quizás no saben que todo esto está pasando… pero es difícil de aceptar porque la información está a su alcance desde hace muchos años y en los últimos veinte años son ya varias las publicaciones que han denunciado la corrupción del sistema y la conspiración existente. La segunda hipótesis es que no pueden acabar con ello… pero también resulta difícil de creer porque los gobiernos tienen el suficiente poder.

-Y la tercera, supongo, es que no quieren acabar con el sistema

Pues lo cierto es que, eliminadas las otras dos hipótesis, ésa parece la más plausible. Y si un Gobierno se niega a acabar con un sistema que arruina y mata a sus ciudadanos es porque forma parte de él, porque forma parte de la mafia.

LA MAFIA MÉDICA

-¿Quiénes integran, a su juicio, la ’mafia médica’?

A diferentes escalas y con distintas implicaciones, por supuesto, la industria farmacéutica, las autoridades políticas, los grandes laboratorios, los hospitales, las compañías aseguradoras, las Agencias del Medicamento, los colegios de médicos, los propios médicos, la Organización Mundial de la Salud [OMS] -el Ministerio de Sanidad de la ONU- y, por supuesto, el gobierno mundial en la sombra del dinero.

-Tenemos entendido que para usted la Organización Mundial de la Salud es ’la mafia de las mafias

Así es. Esa organización está completamente controlada por el dinero. La OMS es la organización que establece, en nombre de la salud, la ’política de enfermedad’ en todos los países. Todo el mundo tiene que obedecer ciegamente las directrices de la OMS. No hay escapatoria. De hecho, desde 1977, con la Declaración de Alma Ata, nadie puede escapar de su control.

-¿En qué consiste esa declaración?

Se trata de una declaración que da a la OMS los medios para establecer los criterios y normas internacionales de práctica médica. Se desposeyó así a los países de su soberanía en materia de salud para transferirla a un gobierno mundial no elegido cuyo ’ministerio de salud’ es la OMS. Desde entonces ’derecho a la salud’ significa ’derecho a la medicación’. Así es como se han impuesto las vacunas y los medicamentos a toda la población del globo.

-Una labor que no se cuestiona

Claro, porque, ¿quién va a osar dudar de las buenas intenciones de la Organización Mundial de la Salud? Sin embargo, hay que preguntarse quién controla a su vez esa organización a través de la ONU: el poder económico.

-¿Cree que ni siquiera las organizaciones humanitarias escapan a ese control?

Por supuesto que no. Las organizaciones humanitarias también dependen de la ONU, es decir, del dinero de las subvenciones. Y, por tanto, sus actividades están igualmente controladas. Organizaciones como Médicos Sin Fronteras creen que sirven altruistamente a la gente pero en realidad sirven al dinero.


-Una mafia sumamente poderosa

Omnipotente, diría yo. Ha eliminado toda competencia. Hoy día a los investigadores se les ’orienta’. Los disidentes son encarcelados, maniatados y reducidos al silencio. A los médicos ’alternativos’ se les tilda de locos, se les retira la licencia o se les encarcela también. Los productos alternativos rentables han caído igualmente en manos de las multinacionales gracias a las normativas de la OMS y a las patentes de la Organización Mundial del Comercio. Las autoridades y sus medios de comunicación social se ocupan de alimentar entre la población el miedo a la enfermedad, a la vejez y a la muerte. De hecho, la obsesión por vivir más o, simplemente, por sobrevivir ha hecho prosperar incluso el tráfico internacional de órganos, sangre y embriones humanos. Y en muchas clínicas de fertilización en realidad se ’fabrican’ multitud de embriones que luego se almacenan para ser utilizados en cosmética, en tratamientos rejuvenecedores, etc. Eso sin contar con que se irradian los alimentos, se modifican los genes, el agua está contaminada, el aire envenenado.. . Es más, los niños reciben absurdamente hasta 35 vacunas antes de ir a la escuela. Y así, cada miembro de la familia tiene ya su pastillita: el padre, la Viagra; la madre, el Prozac; el niño, el Ritalin. Y todo esto, ¿para qué? Porque el resultado es conocido: los costes sanitarios suben y suben pero la gente sigue enfermando y muriendo igual.

LAS AUTORIDADES MIENTEN

-Lo que usted explica del sistema sanitario imperante es una realidad que cada vez más gente empieza a conocer pero nos han sorprendido algunas de sus afirmaciones respecto a lo que define como ’las tres grandes mentiras de las autoridades políticas y sanitarias’

Pues lo reitero: las autoridades mienten cuando dicen que las vacunas nos protegen, mienten cuando dicen que el sida es contagioso y mienten cuando dicen que el cáncer es un misterio.

-Bien, hablemos de ello aunque ya le adelanto que en la revista no compartimos algunos de sus puntos de vista. Si le parece, podemos empezar hablando de las vacunas. A nuestro juicio, afirmar que ninguna vacuna es útil no se sostiene. Otra cosa, que sí compartimos, es que algunas son ineficaces y otras inútiles; a veces, hasta peligrosas

Pues yo mantengo todas mis afirmaciones. La única inmunidad auténtica es la natural y ésa la desarrolla el 90% de la población antes de los 15 años. Es más, las vacunas artificiales cortocircuitan por completo el desarrollo de las primeras defensas del organismo. Y que las vacunas tienen riesgos es algo muy evidente; a pesar de lo cual se oculta. Por ejemplo, una vacuna puede provocar la misma enfermedad para la que se pone. ¿Por qué no se advierte? También se oculta que la persona vacunada puede transmitir la enfermedad aunque no esté enferma. Asimismo, no se dice que la vacuna puede sensibilizar a la persona frente a la enfermedad. Aunque lo más grave es que se oculte la inutilidad constatada de ciertas vacunas.

-¿A cuáles se refiere?

A las de enfermedades como la tuberculosis y el tétanos, vacunas que no confieren ninguna inmunidad; la rubéola, de la que el 90% de las mujeres están protegidas de modo natural; la difteria, que durante las mayores epidemias sólo alcanzaba al 7% de los niños a pesar de lo cual hoy se vacuna a todos; la gripe y la hepatitis B, cuyos virus se hacen rápidamente resistentes a los anticuerpos de las vacunas.

-¿Y hasta qué punto pueden ser también peligrosas?

Las innumerables complicaciones que causan las vacunas -desde trastornos menores hasta la muerte- están suficientemente documentadas; por ejemplo, la muerte súbita del lactante. Por eso hay ya numerosas protestas de especialistas en la materia y son miles las demandas judiciales que se han interpuesto contra los fabricantes. Por otra parte, cuando se examinan las consecuencias de los programas de vacunaciones masivas se extraen conclusiones esclarecedoras.

-Le agradecería que mencionara algunas

Mire, en primer lugar las vacunas son caras y le suponen a los estados un gasto de miles de millones de euros al año. Por tanto, el único beneficio evidente y seguro de las vacunas… es el que obtiene la industria. Además, la vacunación estimula el sistema inmune pero, repetida la vacunación, el sistema se agota. Por tanto, la vacuna repetida puede hacer, por ejemplo, estallar el ’sida silencioso’ y garantizar un ’mercado de la enfermedad’ perpetuamente floreciente. Más datos: la vacunación incita a la dependencia médica y refuerza la creencia de que nuestro sistema inmune es ineficaz. Aunque lo más horrible es que la vacunación facilita los genocidios selectivos pues permite liquidar a personas de cierta raza, de cierto grupo, de cierta región… Sirve como experimentació n para probar nuevos productos sobre un amplio muestrario de la población y es un arma biológica potentísima al servicio de la guerra biológica porque permite intervenir en el patrimonio genético hereditario de quien se quiera.

-Bueno, es evidente que hay muchas cosas de las que se puede hacer un buen o mal uso pero eso depende de la voluntad e intención de quien las utiliza. Bien, hablemos si le parece de la segunda ’gran mentira’ de las autoridades: usted afirma que el Sida no es contagioso. Y perdone, pero así como el resto de sus afirmaciones en este ámbito nos han parecido razonadas y razonables, no hemos visto que argumente esa afirmación

Yo afirmo que la teoría de que el único causante del sida es el VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Adquirida es falsa. Ésa es la gran mentira. La verdad es que tener el VIH no implica necesariamente desarrollar sida. Porque el sida no es sino una etiqueta que se ’coloca’ a un estado de salud al que dan lugar numerosas patologías cuando el sistema inmune está bajo. Y niego que tener sida equivalga a muerte segura. Pero, claro, esa verdad no interesa. Las autoridades nos imponen a la fuerza la idea de que el Sida es una enfermedad causada por un solo virus a pesar de que el propio Luc Montagnier, del Instituto Pasteur, co-descubridor oficial del VIH en 1983, reconoció ya en 1990 que el VIH no es suficiente por sí solo para causar el sida. Otra evidencia es el hecho de que hay numerosos casos de sida sin virus VIH y numerosos casos de virus VIH sin sida [seropositivos] . Por otro lado, aún no se ha conseguido demostrar que el virus VIH cause el sida, lo cual es una regla científica elemental para establecer una relación causa-efecto entre dos factores. Lo que sí se sabe, sin embargo, es que el VIH es un retrovirus inofensivo que sólo se activa cuando el sistema inmune está debilitado.

-Por cierto, usted afirma en su libro que el VIH fue creado artificialmente en un laboratorio

Sí. Investigaciones de eminentes médicos indican que el VIH fue creado mientras se hacían ensayos de vacunación contra la hepatitis B en grupos de homosexuales. Y todo indica que el continente africano fue contaminado del mismo modo durante campañas de vacunación contra la viruela. Claro que otros investigadores van más lejos aún y afirman que el virus del sida fue cultivado como arma biológica y después deliberadamente propagado mediante la vacunación de grupos de población que se querían exterminar.

-También observamos que ataca duramente la utilización del AZT para tratar el sida

Ya en el Congreso sobre SIDA celebrado en Copenhague en mayo de 1992 los ’supervivientes del sida’ afirmaron que la solución entonces propuesta por la medicina científica para combatir el VIH, el AZT, era absolutamente ineficaz. Hoy eso está fuera de toda duda. Pues bien, yo afirmo que se puede sobrevivir al sida… pero no al AZT. Este medicamento es más mortal que el sida. El simple sentido común permite entender que no es con fármacos inmunodepresores como se refuerza el sistema inmunitario. Mire, el sida se ha convertido en otro gran negocio. Por tanto, se promociona ampliamente combatirlo porque ello da mucho dinero a la industria farmacéutica. Es así de simple.

-Hablemos de la ’tercera gran mentira’ de las autoridades: la de que el cáncer es un misterio

El llamado cáncer, es decir, la masiva proliferación anómala de células, es algo tan habitual que todos lo padecemos varias veces a lo largo de nuestra vida. Sólo que cuando eso sucede el sistema inmunitario actúa y destruye las células cancerígenas. El problema surge cuando nuestro sistema inmunitario está débil y no puede eliminarlas. Entonces el conjunto de células cancerosas acaba creciendo y formando un tumor.

-Y es en ese momento cuando se entra en el engranaje del ’sistema de enfermedad’

Así es. Porque cuando se descubre un tumor se le ofrece de inmediato al paciente, con el pretexto de ayudarle, que elija entre estas tres posibilidades o ’formas de tortura’: amputarle [cirugía], quemarle [radioterapia] o envenenarle [quimioterapia] . Ocultándosele que hay remedios alternativos eficaces, inocuos y baratos. Y después de cuatro décadas de ’lucha intensiva’ contra el cáncer, ¿cuál es la situación en los propios países industrializados? Que la tasa de mortalidad por cáncer ha aumentado. Ese simple hecho pone en evidencia el fracaso de su prevención y de su tratamiento. Se han despilfarrado miles de millones de euros y tanto el número de enfermos como de muertos sigue creciendo. Hoy sabemos a quién beneficia esta situación. Como sabemos quién la ha creado y quién la sostiene. En el caso de la guerra todos sabemos que ésta beneficia sobre todo a los fabricantes y traficantes de armas. Bueno, pues en medicina quienes se benefician son los fabricantes y traficantes del ’armamento contra el cáncer’; es decir, quienes están detrás de la quimioterapia, la radioterapia, la cirugía y toda la industria hospitalaria.

LA MAFIA, UNA NECESIDAD EVOLUTIVA

-Sin embargo, a pesar de todo, usted mantiene que la mafia médica es una necesidad evolutiva de la humanidad. ¿Qué quiere decir con esa afirmación?

Verá, piense en un pez cómodamente instalado en su pecera. Mientras tiene agua y comida, todo está bien pero si le empieza a faltar el alimento y el nivel del agua desciende peligrosamente el pez decidirá saltar fuera de la pecera buscando una forma de salvarse. Bueno, pues yo entiendo que la mafia médica nos puede empujar a dar ese salto individualmente. Eso sí, habrá mucha gente que preferirá morir a saltar.

-Pero para dar ese salto es preciso un nivel de conciencia determinado

Sí. Y yo creo que se está elevando mucho y muy rápidamente. La información que antes se ocultaba ahora es pública: que la medicina mata personas, que los medicamentos nos envenenan, etc. Además, el médico alemán Ryke Geerd Hamer ha demostrado que todas las enfermedades son psicosomáticas y las medicinas no agresivas ganan popularidad. La mafia médica se desplomará como un castillo de naipes cuando un 5% de la población pierda su confianza en ella. Basta que ese porcentaje de la población mundial sea consciente y conectado con su propia divinidad. Entonces decidirá escapar de la esclavitud a la que le tiene sometida la mafia y el sistema actual se derrumbará. Tan sencillo como eso.

-¿Y en qué punto cree que estamos?

Pues no sabría cuantificarlo pero pienso que probablemente en menos de 5 años todo el mundo se dará cuenta ya de que cuando va al médico va a un especialista de la enfermedad y no a un especialista de la salud. Dejar a un lado la llamada ’medicina científica’ y la seguridad que propone para ir a un terapeuta es ya un paso importante. También lo es perder el respeto y la obediencia ciega al médico. El gran paso es decir no a la autoridad exterior y decir sí a nuestra autoridad interior.

-¿Y qué es lo que nos impide romper con la autoridad exterior?

El miedo. Tenemos miedo a no acudir al médico. Pero es el miedo, por sí mismo, quien nos puede enfermar y matar. Nos morimos de miedo. Se nos olvida que la naturaleza humana es divina, es decir, concebida para comportarnos como dioses. ¿Y desde cuándo los dioses tienen miedo? Cada vez que nos comportamos de manera diferente a la de un dios nos ponemos enfermos. Esa es la realidad.

-¿Y qué cree que pueden hacer los medios de comunicación para contribuir a la elevación de la conciencia en esta materia?

Informar sin intentar convencer. Decir lo que sabéis y dejar a la gente hacer lo que quiera con la información. Porque intentar convencerles sería imponer otra verdad y de nuevo estaríamos en otra guerra. Se necesita sólo dar referencias. Basta decir las cosas. Luego, la gente las escuchará si resuenan en ellos. Y si su miedo es mayor que su amor por sí mismos dirán: ’Eso es imposible’. En cambio, si tienen abierto el corazón, escucharán y se cuestionarán sus convicciones. Es entonces, en ese momento, cuando quieran más, cuando se les puede dar más información.

 

Laura Jimeno Muñoz
Publicado en: http://crimentales. blogspot. com/search/ label/Salud y más de 150 otros foros

Más sobre el libro:
http://www.google. es/search? sourceid= navclient& hl=es&ie= UTF-8&rlz= 1T4GGIH_esES230E S231&q=libro+ la+mafia+ m%c3%a9dica

A %d blogueros les gusta esto: