Archivo

Archive for septiembre 2010

«Expertos» se reúnen para discutir de vacunas de estilo de vida obligatorias

25 septiembre 2010 Deja un comentario

«Expertos» se reúnen para discutir de vacunas de estilo de vida obligatorias




La Universidad de Pensilvania reunió expertos de todo el país el 21 de septiembre para debatir la ética y política de vacunas obligatorias.

Varios hospitales de la región de Filadelfia están exigiendo a sus trabajadores ponerse la vacuna de gripe.Esa controversia ya ha logrado titulares, pero el bioético de Pensilvania, Arthur Caplan, dice que el desarrollo de nuevas vacunas inicia otros debates.

Arthur Caplan

Por ejemplo, los científicos trabajan en una vacuna que podría disminuir su capacidad de tener efectos alucinógenos causados por drogas ilícitas.

Caplan: Así, si tuviéramos tales vacunas, ¿obligaríamos a todo el que sea arrestado por un crimen con drogas a vacunarse?  ¿La haríamos obligatoria para la gente en las prisiones?  ¿La haríamos obligatoria para la gente que fracasó en un esfuerzo de rehabilitación?

Durante la conferencia de un día, los expertos discuten también la vacuna de cáncer cervical para las niñas, y si los estados deberían impedir que niños no vacunados accedan a la escuela.

Fuente

Serios Defectos en «Prueba» que mercurio en vacunas no es dañino

23 septiembre 2010 Deja un comentario

SERIOS DEFECTOS EN “PRUEBA” CIENTÍFICA DE QUE MERCURIO EN VACUNAS NO DAÑA



23 de Septiembre de 2010



Los conjuntos de datos originales usados en los estudios epidemiológicos que afirman que no hay evidencia de nexo entre el conservante Timerosal y los desórdenes neurológicos y de comportamiento -incluyendo el “autismo”-  se han “perdido” o han sido negados a revisión independiente, de modo que ni siquiera los descubrimientos publicados pueden ser confirmados y mucho menos revisados debidamente.

Por Ulla Danielsen, periodista

Informado por Jane Burgermeister

“La presencia ilegal de mercurio en medicinas aprobadas por la FDA, especialmente en vacunas, está siendo defendido por estudios aparentemente fraudulentos”, es el punto clave en una carta enviada al Departmento de Salud y Servicios Humanos (HHS-OIG), en Washington DC el 15 de septiembre de 2010.

Reverenda Lisa K. Sykes

La envía la actual presidenta de la Coalition for Mercury free Drugs (Coalición para drogas sin mercurio, CoMeD), la Reverenda Lisa K. Sykes, que es ministra de United Methodist (Metodistas unidos), y madre de 3 hijos. Uno de ellos, Wesley, que sufrió envenenamiento por mercurio por exposiciones indirectas y directas al mercurio en el Thimerosal del suero que se dio a su madre y en la las vacunas de la pequeña infancia que le dieron, padece de autismo y necesitará cuidado de por vida. Wesley sigue sufriendo de sus daños de envenenamiento por mercurio.

“Investigaciones criminales que se están haciendo en Dinamarca revelan que los estudios clave “independientes”, que supuestamente muestran que el mercurio no causa autismo estuvieron en algunos casos financiera y éticamente comprometidos por nuestras propias agencias  nacionales de salud”, escribe la actual presidente de CoMeD, Inc.

“Por ejemplo, el CDC participó en el diseño, manipulación de datos, revisión y publicación de estos estudios. Los estudios epidemiológicos resultantes, aparentemente influenciados, no pueden probar seguridad o establecer que los niveles presentes de mercurio en las vacunas sean “seguros”, escribe la Rev. Sykes.

Otro punto importante en la carta a la Oficina de Investigación del Department of Health and Human Services (OIG-HHS) es que los sets de datos originales se han “extraviado” o sido negados a revisión independiente, de modo que ni siquiera los descubrimientos publicados pudieron ser confirmados, y mucho menos revisados apropiadamente.
“Aun así, el FDA y otras agencias y autoridades de salud nacionales repetidamente citan estos estudios en su autorización del uso continuado del mercurio en la medicina”, escribe Rev. Sykes.

Parlamentaria Danesa Pia Olsen Dyhr

Preguntas de la parlamentaria danesa Pia Olsen Dyhr, representante del partido de izquierda Verde, dejaron claro al Ministerio de Salud de Dinamarca que la OMS y EMA también se atienen a los estudios epidemiológicos daneses cuando aprueban el uso del Timerosal en las vacunas.

En su carta al HHS-OIG Rev. Sykes también argumenta que el aparente desfalco de aproximadamente U$2 millones de dólares , y la seria mala conducta profesional y académica de uno de los investigadores líderes envueltos en los estudios epidemiológicos escandinavos, el Dr. PoulThorsen, también cuestionó la validez de tales estudios.

Con su carta y otras actividades de campaña, CoMeD y muchas organizaciones de apoyo, así como científicos reconocidos por todo el mundo piden que ambas ramas, el Senado y la Casa de Representantes del Congreso de EEUU inicien una investigación a los estudios daneses y otros sobre “autismo y vacunas”, en donde se han perdido las bases de datos o se ha negado el acceso a investigadores certificados.

“¡Únase al llamado por investigaciones federales a los estudios daneses que defienden el mercurio en las vacunas!”

Tú Puedes Sanarte a Tí Mismo

20 septiembre 2010 3 comentarios

Tú Puedes Sanarte a Tí Mismo (Videos y Libro)




El Dr. Bruce Lipton explica -junto al Dr. Wayne Dyer- que las creencias son todo. Dependiendo de lo que un@ crea, eso manifiesta en su cuerpo, vida y destino. El poder está dentro de nosotr@s mism@s, pero el asunto es decidir si somos conscientes de ello o si permanecemos bajo la programación de «víctimas» que la sociedad nos implanta.

Si pudieras ser cualquier otra persona, ¿quién serías?


Yo solía pasar una extraordinaria cantidad de tiempo haciéndome esa pregunta. Estaba obsesionado con la idea de cambiar mi identidad, porque deseaba ser cualquiera menos yo. Había tenido bastante éxito como biólogo celular y como profesor en la facultad de medicina, pero eso no compensaba el hecho de que mi vida personal podía calificarse, en el mejor de los casos, como desastrosa. Cuanto más intentaba encontrar la felicidad y la satisfacción, más insatisfactoria e infeliz era mi vida. En mis momentos más introspectivos, me daban ganas de rendirme a esa vida de infelicidad. Llegué a la conclusión de que el destino me había dado malas cartas y que lo único que podía hacer era jugadas lo mejor posible. Una víctima de la vida. «Qué será, será … ».

Mi postura deprimida y fatalista cambiÓ en un instante en el otoño de 1985. Había renunciado al puesto fijo que tenía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y trabajaba de profesor en una facultad de medicina del Caribe. Puesto que dicha facultad estaba muy lejos de la corriente académica principal, mis ideas comenzaron a liberarse de los rígidos límites de las creencias vigentes en las instituciones convencionales. Lejos de esas torres de marfil, aislado en una isla esmeralda situada en mitad del mar celeste del Caribe experimenté una epifanía científica que hizo añicos mis creen cias acerca de la naturaleza de la vida. Ese momento crucial de cambio tuvo lugar mientras revisaba la investigación sobre los mecanismos que controlan la fisiología y el comportamiento celular. De pronto me di cuenta de que la vida de una célula está regida por el entorno físico y energético, y no por sus genes. Los genes no son más que «planos) molecu1ares utilizados para la construcción de células, tejidos) órganos. Es el entorno el que actúa como el «contratista» que lee e interpreta esos planos genéticos y, a fin de cuentas, como el responsable último del carácter de la vida de una célula. E: la «percepción» del entorno de la célula individual, y no sus genes, lo que pone en marcha el mecanismo de la vida.

Como biólogo celular, sabía que esa idea tendría importantes repercusiones en mi vida y en la vida de todos los seres humanos. Era muy consciente de que cada ser humano esté compuesto por unos cincuenta billones de células. Había consagrado mi vida profesional a estudiar seriamente las célula: individuales, porque, al igual que ahora, entonces también sabía que cuanto mejor comprendamos una célula, mejor lograremos a entender la comunidad celular que conforma el cuerpo humano. Sabía que si las células individuales se regulan en función de su percepción del entorno, lo mismo ocurriría con los seres humanos, formados asimismo por billones d. células. Al igual que en las células aisladas, el carácter de nuestra existencia se ve determinado no por nuestros genes, sino por nuestra respuesta a las señales ambientales que impulsa! la vida. Por un lado, esa nueva visión de la naturaleza de la vida fue toda una conmoción, ya que durante aproximadamente. dos décadas había estado inculcando el dogma central de la biología -la creencia de que la vida está controlada por los genes- en las mentes de mis alumnos de medicina. Por otro lado, me daba la sensación de que ese nuevo concepto no me resultaba del todo nuevo. Siempre había albergado molestas dudas sobre el determinismo genético. Algunas de esas dudas provenían de los dieciocho años que había trabajado en una investigación subvencionada por el gobierno sobre la clonación de células madre. Aunque fue preciso pasar una temporada lejos del entorno académico tradicional para que me diera plena cuenta de ello, mi investigación ofrece una prueba irrefutable de que los preciados dogmas de la biología con respecto al determinismo genético albergan importantes fallos.

Mi nueva visión de la naturaleza de la vida no sólo corroboraba el resultado de la investigación, sino que también, como comprendí muy pronto, refutaba otra de las creencias de la ciencia tradicional que les había estado enseñando a mis alumnos: la creencia de que la medicina alopática es la única clase de medicina que merece consideración en una facultad de medicina. El hecho de reconocer por fin la importancia del entorno energético me proporcionó una base para la ciencia y la filosofía de las medicinas alternativas, para la sabiduría espiritual de las creencias (tanto modernas como antiguas) y para la medicina alopática.

A título personal, supe que aquel instante de inspiración me había dejado pasmado porque, hasta ese momento, había creído erróneamente que estaba destinado a llevar una vida de espectaculares fracasos personales. Es obvio que los seres humanos poseen una gran capacidad para aferrarse a las falsas creencias con fanatismo y tenacidad, y los científicos racionalistas no son ninguna excepción. El hecho de que nuestro avanzado sistema nervioso esté comandado por un cerebro enorme significa que nuestra conciencia es más complicada que la de una célula individual. Las extraordinarias mentes humanas pueden elegir distintas formas de percibir el entorno, a diferencia de las células individuales, cuya percepción es más refleja. Me sentí rebosante de alegría al darme cuenta de que podía cambiar el curso de mi vida mediante el simple hecho de cambiar mis creencias. Me sentí revigorizado de inmediato, ya que comprendí que allí había un sendero científico que podría alejarme de mi eterna posición de «víctima» para darme un puesto como «cocreador» de mi destino.

Bajar Libro: La Biología de la Creencia, del Dr. Bruce H. Lipton

Familia recibirá U$ 1.5 Millones en el primer caso de la historia de juicio de autismo por vacuna

11 septiembre 2010 4 comentarios

Familia recibirá U$ 1.5 Millones en el primer caso de la historia de juicio de autismo por vacuna





Por Sharyl Attkisson

La primera indemnización de una corte en un juicio de autismo por vacuna es grande.  CBS News supo que la familia de Hannah Poling recibirá más de $1.5 millones para su cuidado de vida, su pérdida de ingreso, y dolor y sufrimiento.

Hannah Poling, de 9 años

Hannah era descrita como normal, felíz y precoz en sus primeros 18 meses.

Luego, en julio de 2000, se le vacunó contra 9 enfermedades en una sola visita médica: sarampión,paperas, rubeola, polio, varicela, difteria, tos ferina, tétano y Haemophilus influenzae.

De ahí, su salud declinó rápidamente. Desarrolló altas fiebres, dejó de comer, no respondía cuando se le hablaba, empezó a mostrar signos de autismo, y empezó a tener ataques de gritos en 2002.  Los padres de Hannah interpusieron una denuncia por autismo en la corte federal de vacunas.  Cinco años después, el gobierno finalmente hizo un arreglo antes del juicio y selló el expediente.  Ha tomado más de 2 años que los dos lados acuerden cuánto se compensará a Hannah por sus daños.

Lo fallado en la corte

FUENTE

A %d blogueros les gusta esto: