Inicio > AH1N1, Alerta, Cáncer, CDC, Conspiración, Farmacéuticas, Fraude, Gripe Porcina, Mike Adams, Nuevo Orden Mundial, NWO, OMS, Problemas Neurológicos, Vacuna > Miles de norteamericanos murieron de H1N1 incluso después de recibir vacuna

Miles de norteamericanos murieron de H1N1 incluso después de recibir vacuna


Miles de norteamericanos

murieron de H1N1 incluso

después

de recibir la vacuna

Traducido por DETENGANLAVACUNA

Mike Adams
Natural News
Lunes, 18 de Enero de 2010

Mike Adams

El CDC está comprometido en un muy astuto y estadísticamente tortuoso giro de campaña, y casi todos los periodistas en los medios convencionales han caído por su estratagema. Nadie ha informado de lo que voy a revelar aquí.

CDC: Centros para el control y prevención de enfermedad

Todo comenzó con la reciente liberación de nuevas estadísticas del CDC sobre las muertes de gripe porcina, las tasas de infección y las tasas de vacunación.  Según el CDC:

  • * 61 millones de norteamericanos fueron vacunados contra la gripe porcina (cerca del 20% de la población de EEUU). El CDC le llama a esto un “éxito” incluso aunque significa que 4 de 5 personas rechazaron las vacunas.

  • * 55 millones de personas “se enfermaron” por infecciones de gripe porcina.

  • * 246,000 norteamericanos fueron hospitalizados debido a infecciones de gripe porcina.

  • * 11,160 norteamericanos murieron por gripe porcina.

Basado en estas estadísticas, el CDC está ahora desesperadamente urgiendo a la gente a vacunarse porque afirman que la pandemia podría volver y que las vacunas son la mejor defensa.

Pero aquí viene la parte que NO LE CUENTAN A USTED.

Las estadísticas del CDC mienten por omisión. Ellas No revelan la pieza más importante de la información sobre vacunas contra el H1N1: ¿Cuántas de las personas que murieron a causa de la gripe porcina ya habían sido vacunadas?

Muchos de los que murieron ya habían sido vacunados.

El CDC no está intencionalmente haciendo seguimiento de cuántos de los muertos habían sido vacunados.

Ellos quieren que usted (y los periodistas de los principales medios de comunicación) crea erróneamente que las muertes que ocurrieron aparezcan en CERO sobre los que fueron vacunados. Pero esto es evidentemente falso. Estar vacunado contra la gripe porcina H1N1 no ofrece absolutamente ninguna reducción en la mortalidad por infecciones de gripe porcina.

Y eso significa que aproximadamente el 20% de los 11.160 norteamericanos que murieron a causa de la gripe porcina probablemente ya fueron vacunados contra la gripe porcina. ¡Lo que llega a alrededor de 2.200 muertes en personas que fueron vacunadas!

¿Cómo puedo saber que las vacunas de gripe porcina no reduce la mortalidad por infección? Porque he repasado todas las pruebas aleatorizadas, doble-ciego, controladas con placebo en ensayos clínicos que nunca se han llevado a cabo sobre las vacunas contra el H1N1. No me tomó mucho tiempo, porque el número de estos ensayos clínicos es cero.

Correcto: No hay una sola prueba que exista hoy que apoye científicamente el mito de que las vacunas H1N1 reduzcan la mortalidad por infecciones de H1N1. La mejor prueba que puedo encontrar en las vacunas que apuntan a la gripe estacional, indica un máximo efecto de la reducción de la mortalidad en alguna parte cerca del 1% de los que están vacunados. El otro 99% tiene la tasa de mortalidad igual que las personas que no fueron vacunadas.

Así que démosle a las recientes vacunas H1N1 el beneficio de la duda e imaginemos que funcionan tan bien como otras vacunas para la gripe. Eso significa que se reduciría la tasa de mortalidad en un 1%. Así que de las 2.200 muertes que tuvieron lugar en 2.009 en personas que ya estaban vacunadas, la vacuna potencialmente podría haber salvado a 22 personas.

61 millones de inyecciones se suman a una mala política de salud pública.

Así que veamos: 61 millones de personas son inyectadas con una vacuna potencialmente peligrosa, y el número real de “salvados” de la pandemia es concebiblemente de sólo 22 personas. Mientras tanto, el número de personas dañadas por la vacuna es casi seguro que mucho, mucho más que de 22 personas.

Estas vacunas contienen químicos alteradores del sistema nervioso y químicos inflamatorios que pueden causar graves problemas de salud. Algunos de aquellos problemas no se harán evidentes en algunos años… Por ejemplo, predigo que casi con certeza aquellos que recibieron vacunas en forma regular, serán futuras víctimas del Alzheimer.

Inyectar a 61 millones de personas con un químico que amenaza el sistema nervioso con el objetivo de evitar 22 muertes —¡y eso es en el mejor de los casos!— es una postura de salud pública idiota. Habría sido mejor que EEUU no hubiera hecho nada, e vez de inflar una pandemia con el objetivo de vender más vacunas a personas que no las necesitan.

Mejor aún, lo que EEUU podría haber hecho, lo que hubiera sido más efectivo, es tomar frascos de Vitamina D para 61 millones de personas. No más caros que las vacunas, los frascos de suplementos de Vitamina D habrían salvado miles de vidas y ofrecido tremendamente importantes beneficios adicionales tales como la prevención del Cáncer y la depresión, también.

LA PREGUNTA QUE EL CDC NO QUIERE QUE USTED HAGA

A través de su publicación de estadísticas engañosas, el CDC quiere que todos crean que todas las personas que murieron de H1N1 nunca recibieron la vacuna H1N1. Esa es la mitología implícita detrás de la liberación de sus estadísticas. Y sin embargo nunca llegan derecho a decirlo, ¿no? Ellos nunca dicen, “Ninguna de estas muertes ocurrieron en pacientes que habían sido vacunados contra el H1N1”.

Ellos no lo pueden decir porque simplemente no es cierto. Sería una mentira. Y si esa mentira fuera expuesta, la gente podría comenzar a hacer preguntas como:

“Bueno, caramba, si algunas de las personas que murieron por la gripe porcina ya estaban vacunados contra la gripe porcina, entonces, ¿significa que la vacuna NO nos protege de morir?”.

Esa es la pregunta número 1 que el CDC absolutamente, categóricamente, no quiere que la gente comience a hacer.

Así que ellos pasan por alto el punto e insinúan que las vacunas ofrecen una protección absoluta contra las infecciones de H1N1.

Pero incluso los propios científicos del CDC saben que eso es completamente mentira. Charlatanería absoluta.

Ninguna vacuna es 100% efectiva.

De hecho, cuando se trata de la gripe, la vacuna no es aún el 10% efectiva en reducir la mortalidad. Ni siquiera hay una vacuna que sea 5% efectiva. Y nunca ha habido un solo rasgo creíble de información científica que diga que una vacuna contra la gripe tiene ni siquiera el 1% de efectividad.

Así que, ¿Qué tan efectivas son en realidad estas vacunas? Hay un par de miles de personas vacunadas muertas, cuyas propias muertes ayudan a responder esa pregunta: Las vacunas no son ni cercanamente tan efectivas como le han llevado a usted a creer.

Ellas podría no ser efectivas para nada.

NÚMEROS CRUJIENDO: ¿POR QUÉ LAS VACUNAS SIMPLEMENTE NO SE SUMAN?

Piense sobre esto:

El 80%

de los norteamericanos

rechazaron

ser vacunados

contra la gripe porcina.

Eso es aproximadamente

240 millones

de personas.

La mayoría de esas 240 millones de personas fueron probablemente expuestas al virus H1N1 en algún punto, en los últimos 6 meses porque el virus estaba muy extendido.

¿Cuántos de esos 240 millones de personas fueron en realidad muertes por H1N1?

Teniendo en cuenta el total de 11.160 muertes afirmadas por el CDC, si usted toma el 80% de ellas (porque ese es el porcentaje que rechazó ser vacunado), usted llega a 8,928. Así que aproximadamente 8.900 personas murieron de entre esos 240 millones. Esa es la tasa de mortalidad entre la población de no-vacunados = .0000372

Con una tasa de mortalidad de .0000372, la gripe porcina mató aproximadamente a 1 de cada 26.700 personas que NO fueron vacunadas. Así que incluso si es que usted se saltó la vacuna, usted tuvo una posibilidad de sobrevivencia de 26.699 a 26.700.

Esas probabilidades son bastante buenas. Ridículamente buenas. Usted tiene una probabilidad mayor al 700 % de ser alcanzado por un rayo en su vida, a propósito.

Lo que todo esto significa es que NO ser vacunado contra la gripe porcina es de hecho una muy razonable e inteligente estrategia para proteger su salud. Matemáticamente, es el juego más astuto.

Porque, recuerde: algunas de las víctimas muertas por H1N1 fueron vacunadas. De hecho, yo personalmente desafío al CDC a liberar las estadísticas detallando el porcentaje de la gente muerta que había recibido previemente tales vacunas.

El título de este artículo, “Miles de norteamericanos murieron de H1N1, incluso después de recibir la vacuna” es en realidad un desafío directo al CDC.

Si el CDC considera que este título está mal -y que el número de estadounidenses vacunados que murieron es igual a cero- ¿por qué no lo dicen así en los registros?

¿La respuesta? Porque podrían reírse fuera de la habitación.

Todo el que ha estado siguiendo esto con algún grado de inteligencia sabe que la vacuna contra el H1N1 fue una broma médica desde el principio. No hay duda de que muchos de los que murieron de H1N1 fueron vacunados previamente. El CDC sólo no quiere que usted sepa cuántos (y ellos esperan que usted asuma que son cero).

¿DÓNDE ESTÁN TODOS LOS VERDADEROS PERIODISTAS?

Yo encuentro especialmente fascinante que la simple pregunta de “¿cúantos de los muertos se habían vacunado previamente?”, nunca haya sido impresa por un solo periodista en cualquier periódico o medio de comunicación, en un resumen a través del país. No lo hizo el “New York Times”, ni el “WashingtonPost.com”, Ni el “WSJ”, ni el “LA Times” o el “USA Today”. (Al menos, no que yo sepa. Si usted encuentra uno que sí lo haya hecho ¡hágamelo saber y yo enlazaré el artículo!).

¿No existe ni un solo periodista en toda la industria que tenga el coraje periodístico de hacer esta simple pregunta al CDC?

¿Por qué estos periodistas de los medios oficiales sólo reimprimen las estadísticas del CDC sin hacerse una simple e inteligente pregunta acerca de ellos?.

¿Por qué todos los reportajes inteligentes y escépticos sobre el H1N1 se encuentran sólo en la prensa alternativa o en sitios independientes?.

Usted ya conoce la respuesta, pero la diré de todas formas:

Porque la mayoría de los periodistas de los medios de comunicación oficiales son sólo parte de la maquinaria de propaganda, reimprimiendo ciegamente las estadísticas distorsionadas de las “autoridades” sin siquiera detenerse a cuestionar a esas autoridades.

La MSM hoy día, en otras palabras, es a menudo muy patética. Lejos de la mentalidad de los medios de comunicación independientes que utilizan para irrumpir con grandes historias como Watergate, los medios masivos de comunicación de hoy son poco más que un portavoz de la corporatocracia que maneja a nuestra nación. La MSM sirve a los intereses financieros de las empresas, así como lo hacen el CDC y la OMS. Es por eso que todos están soltando la misma propaganda con sus historias distorsionadas acerca de la gripe porcina H1N1.

Pero aquellos que son lo suficientemente inteligentes como para hacer preguntas escépticas acerca del H1N1, ya se dan cuenta que la pandemia fue un enorme complot. Al final, resultó ser un virus casi inofensivo el que fue exagerado por el CDC, la OMS y las empresas farmacéuticas con el objeto de vender cientos de millones de dosis de vacunas que ahora están listos para tirar por el desagüe por inútiles.

Fuentes para esta historia incluyen:

NaturalNews.com de Mike Adams

CNN

Washington Post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: